portada del disco Fetichisme

Piture disc de Webelos con seis canciones editado tras el interés del responsable de Evil Baby por inaugurar su recién creada compañía con material del trío madrileño. Como en el momento de la comunicación con el sello estaban todavía terminando el lanzamiento de "Los Éxitos De Los Webelos Por Los Punkrockers" (Bazofia, 2002), el grupo tuvo que grabar temas específicamente para este disco.

Aunque se dice en la información contenida en el vinilo que fue grabado en un 23 de febrero de 1981, la fecha real corresponde al año 2002. Para la grabación se contó con Spidey, el que se disfrazaba de Spiderman, a la batería, que volvió momentáneamente para echar una mano.

La portada, un diseño de Mugretone, que es un plagio claro de "El Acto" (DRO, 1982) de Parálisis Permanente, tuvo que cambiarse en el último momento por la negativa de la fábrica checa encargada del prensaje, de dar salida al boceto original, del que sólo nos destaca su alto grado de incorrección política.

Comienza el disco con "La nueva chica Bond", un auténtico pelotazo - con ribetes siniestros y todo- con el que además te ríes, porque está cantada desde la perspectiva de los personajes femeninos de las películas del espía, normalmente relegados a decorativos papeles secundarios.

Con "K.G.B." dan cuenta, con los mismos parámetros de intensidad de siempre, a la cuota que el grupo tiene bien con cuestiones germanas o rusas, con referencias bien a la Segunda Guerra Mundial o, como es el caso, con cuestiones de espías y oscuridades similares desde el otro lado del telón de acero. Cantada por Poison es otro muy buen tema. Escúchalo en los audios que acompañan la reseña.

"Murciana" es una sorpresa. Se trata de una versión de la que a su vez hiciera el grupo fictio Bomitoni Grup del tema "Tentación" de Kaka de Luxe, en la película "Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón" (Pedro Almodovar, 1980). Puestos a elegir el momento más flojo del disco, probablemente sea este tema el menos intenso.

Pero con "El último hombre" se recupera rápidamente el tono. Empieza con ciertas oscuridades post-punk pero pronto combina con los modos de Ultimo Resorte. Más punk de alto octanaje.

"Slave" es la otra versión. Se trata de un tema del grupo italiano Hitler SS, que comienza con unos rudimentos en alemán por parte de Poison. Mugretone le toma el relevo a las voces.

"Robot neonazi" que parece el contenido con el que Webelos se emperra en mostrar que es un grupo que juega con parafernalia nazi, es en realidad un canto para con el punk mongolo.  Ulan Bator Trío sabía de esas coordenadas. Aquí los madrileños parecen amortigüar las voces, que además terminan por confluir en un caos de grandes dimensiones. Caos por otro lado con el que acaba el disco.

Hace ya unos discos que Webelos ha depurado el sonido agreste de sus comienzos lo suficiente para poder degustar mejor su oferta punk.

Compartir

Otros Discos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies