portada del disco Fantástico Entre los Pinos

Posterior a la disolución del grupo, Grabaciones en el Mar, fiel como siempre fue a su grupo fetiche, publica "Fantástico Entre los Pinos" (Grabaciones en el Mar, 2000), un doble álbum en el que se recojen Caras B y versiones de otros grupos que los zaragozanos realizaron a lo largo de toda su carrera.

De los 29 temas, la mayoría formaban parte de sus propios EP como "Palencia" (Grabaciones en el Mar, 1994) o "Bernadutz" (Grabaciones en el Mar, 1995). Otras se rescataron de colaboraciones en recopilatorios o discos de homenaje, e incluso hay una serie de segundas versiones de canciones ya conocidas, como el caso de "La mujer portuguesa", a la que añaden voces de los personajes protagonistas de la canción. Una gamberrada que hace gracia, pero también una forma de demostrar cuán importantes son para El Niño Gusano no solo lo que tocan, si no lo que cuentan. Vamos, que la letra puede dictar, en este y en otros casos, la música.

También "Pumuky" recibe otro tratamiento y, añadiendo más distorsión hacen más bello a "El hombre bombilla". Incluso transforman a "El capitán mosca (Hong-Kong Phooey Mix)" metiéndolo en la batidora de una nueva remezcla.

Hay Caras b tan dignas en algunos casos que podían haber formado parte de los discos. De hecho, "Auricular", "Todo comenzó a ir mal", "Genius" y "Yukon" forman parte del EP de debut.

Pero también hay canciones que no gozan de un buen sonido y que podrían pasar por un grupo más de la oleada indie de principios de los 90 en España. Incluso en "Genius" se oye a Sergio Algora cantar en inglés. Eran los tiempos que corrían y parecían un grupo más. De esa misma época también está "Hincho sueños", "Mouthless mouth" y "Pintalabios gris".

Más avanzados e imaginativos se les nota en "Vino Simagovino parte 1 y 2", o en "Román", de EP posteriores.

Pero son las versiones las que merecen mención aparte. Castellanizan y hacen suya "She's lost control" ("Ella perdió el control") de Joy Division y "Baby Snakes" de Zappa, reinventan a The Beatles con "Blue jay away" de Harrison y hasta se atreven con los ochenta españoles: una sorpredente "Hoy no me puedo levantar" de Mecano y "Las venas de mi amigo están ardiendo" de Polansky y el Ardor, mostrándonos que la década pasada no quedaba tan lejos, a pesar de que esta nueva generación se caracterizara precisamente por renegar de ciertos aspectos musicales de la de entonces.

Un disco recomendable para evaluar a un grupo que, habiendo partido desde unos patrones un tanto vulgares, habían derrochado imaginación y se permitían verdaderas alucinaciones sonoras en muchas de sus Caras B. No se conformaban con mirar de una forma encorsetada a las canciones, eso está claro.

Compartir

Otros Discos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies