Warning: Parameter 1 to wp_default_scripts() expected to be a reference, value given in /home/lafonote/public_html/wp-includes/plugin.php on line 601
LaFonoteca, Disco: Están Aquí
portada del disco Están Aquí

Unha cousa é unha cousa / outra cousa é outra cousa / e as cousas como son / así che nos van as cousas

Corre el año 93 y el final de la banda cada vez está más próximo, antes del fin nos entregan su último largo, aún están aquí, aún tienen mucho que decir. En el 94, tras la separación, Antón Reixa pone en marcha Nación Reixa con un parteneir de lujo, Kaki Arkarazo -guitarrista y productor de Negu Gorriak-, quien además se encarga de la producción de este disco. Un disco que mantiene las estructuras anteriores, el rap continua en el punto de mira pero en esta ocasión el sonido gana contundencia y las guitarras y el rock tienen un mayor protagonismo.

Los ecos del océano abren “Atlántico”, una conexión entre Vigo y Nueva York que destaca por unos cálidos coros arrastrados por brillantes arreglos de viento “e naufragar no Atlántico / e naufragar aprendendo a nadar”. El rock, los riffs de guitarra afilados y las gaitas llegan con “Da igual”, de nuevo unos coros efectivos logran caldear el ambiente y acariciar la épica.

En “903” se ocupan de las líneas eróticas y el sexo telefónico, mientras que el turno de las rupturas amorosas toca en “E agora qué”. Con aires de music hall hardcore llega “Triste Serguei”, un homenaje al astronauta ruso Serguei Krikaliov, tripulante de la estación espacial Mir que vivió el desmembramiento de la URSS en órbita y durante meses estuvo vagando por el espacio.  

Dálle que non mira” es un medio tiempo con aires festivos en el que unas guitarras afiladas y unas gaitas precisas dirigen la jugada, un tío se entretiene mirando el crepúsculo, un crepúsculo bonito, hasta que siente un fuerte golpe en la cabeza y una voz que confunde con una psicofonía dice “dale que no mira”. Su filosofía del ataque por sorpresa y del derribo del sentido común en su apogeo.

Las dos partes de “Están aquí” se ocupan de la crisis demográfica gallega y de la emigración extraterrestre en clave folk la primera, y en clave más hardcore la segunda. “Música feliz” podría estar sacado perfectamente del “Fracaso Tropical” (GASA, 1988), calidez tropical que suaviza el ambiente antes de los ritmos más duros de “Nudismo” y “Ocupando bares”.

Los últimos cortes se pierden en desarrollos monótonos marcados por guitarras potentes, bajando el listón de un disco que en líneas generales deja un muy buen sabor de boca.

Compartir

Otros Discos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies