portada del disco Eskizofrenia

“Eskizofrenia” (Twins, 1985) es el disco oficial de debut de Eskorbuto, y a estas alturas de partido ya se habían granjeado la fama que les perseguiría toda su vida y les convertiría en uno de los perdedores del rock radikal vasco. Entre su detención y los temas grabados para el split  “Zona Especial Norte” (Spansuls, 1984) consiguieron que en el País Vasco se les llamara nazis y en el resto de España terroristas. Pero ellos, ajenos a estos comentarios y gracias a su persistencia, logran un contrato con el sello madrileño Twins. Para el título lo tenían fácil ya que ellos mismos describían su música como Eskorbuto eskizofrenia rock y para grabarlo al lado de casa, en los estudios Pan-Pot de Las Arenas -como curiosidad, la batería es electrónica; no era extraño porque otros grupos durante esa época también lo usaron, pero le da al disco un sonido bastante raro-.

Para el listado de temas tiran de las maquetas que habían grabado con anterioridad siendo los únicos temas nuevos las pacifistas “Antes de las guerras” e “Introducción (sonidos de guerra)”, donde cantan algo tan cierto antes como ahora y es que todo el mundo habla de desarme pero aquí nadie se desarma, “Nadie es inocente” donde ya se intuía su filosofía anti-todo con ese potente estribillo “nadie es inocente, todos terroristas”, y el tema que dio nombre al disco, “Eskizofrenia”.

Del resto destacan himnos eskorbutianos por excelencia, regrabados para la ocasión, a los que es imposible no rendirse como “Ratas en Bizkaia”, “Mucha policía, poca diversión”, “Oh no policía en acción” o “Rogad a Dios por sus almas” que han acabado siendo auténticos referentes de las generaciones posteriores. Pero todo el campo no es orégano y el listado de canciones es demasiado amplio y entraron temas bastante prescindibles como “Mierda, mierda, mierda”.

Así, “Eskizofrenia” nos presenta en términos generales a unos Eskorbuto acelerados; esto se puede ver claramente en temas como “Cualquier lugar” o “La increíble vida de un ser vulgar”, pero no sucios; y es que llevaban años tocando en directo las mismas canciones y las tenían más que dominadas, pero tenían demasiadas cosas que decir y convierten al disco en demasiado extenso lo que hace diluirse el discurso del grupo. Respecto a su trayectoria comercial, fue un fracaso ya que el sello apenas le dio publicidad y pasó bastante inadvertido al público. Años más tarde el sello Disco Suicidas lo rescató bajo una nueva portada.

Compartir

1 2 3

Otros Discos

Comentarios

foto del usuario Erlantz Tubia
Erlantz Tubia
30 mayo, 2012 at 14:02

Lamentable la batería electrónica de este disco, sin duda una cagada, como lo fue para LPR en su Salve. Yo no sé por qué diablos usaron este tipo de bateras.

foto del usuario Carlos kaos
Carlos kaos
20 noviembre, 2014 at 14:16

Decir que “mierda, mierda, mierda” es un tema prescindible significa que al que ha hecho la reseña no le gusta Eskorbuto ni el punk. Uno de los mejores del disco para mi gusto, y “mucha policia…” de los peores…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies