portada del disco Entre Amigos

Título muy apropiado para un disco en el que hasta ahora factótum Camilo Sesto de cancha a otros autores españoles y les concede libertad para efectuar arreglos a su antojo. También él mete algunas canciones propias. Naturalmente una de ellas es “Entre amigos”, que sirve de entradilla sonora al resto del disco.

Si el primer tema es propio, igual ocurre con el último: “Criatura mía”. Los amigos de Camilo son Juan Carlos Calderón, habitual compositor y arreglista de Mocedades y de tantos y tantos cantantes de los 70 y 80. Juan Carlos aporta “Vístete de blanco”, “Celos” y “Perdona, perdona”. El trío, ex de Aguaviva y de La Charanga del Tío Honorio, formado por Luis Gómez Escolar, Honorio Herrero y Julio Seijas, firman “Y…no” y “Miénteme”. Albert Hammond incluye “Porque te quiero” y el esplendido guitarrista de Los Buenos, Johnny Galvao presenta su “Y tú querías”. Con estos presupuestos, el LP es variado dentro de lo que cabe y de escucha muy agradable, aunque no contenga ningún gran hit del cantante alcoyano.

Poniéndonos ya los auriculares en las orejas, encontramos una buena canción introductoria con ritmo medio y arreglos menos ampulosos que en otras ocasiones. La siguiente “Vístete de blanco” es una baladita de poca enjundia. Desde luego, cantante y compositor son capaces de mejores prestaciones. También a ritmo lento, pero con mejores arreglos y línea melódica encontramos “Porque te quiero”, una canción de Camilo en estado puro, a pesar de venir con otra firma.

“Y…no” fue elegida como estrella representativa del disco. Arreglos etéreos para otra canción de amor que exige de Camilo una riqueza de matices importante. Cuando termino de escucharla resoplo, pues se trata de un interesante peñazo musical. Interesante, no lo niego; pero tan tediosa como presenciar una carrera de balandros. Con “Celos”, Juan Carlos Calderón se olvida un poco de Camilo y escribe otra inevitable balada que resulta bastante más personal y mejor que su otro tema. Lo mejor del tema, la letra.

La cara B se abre con un poco de ritmo sabrosón. “Miénteme” es uno de los mejores temas. Posiblemente Honorio y compañía comprendieron que para lucir sus cualidades vocales, no era imprescindible que Camilo cantase a cámara lenta. “Y tú querías” es una canción que incluye algún elemento original en su desarrollo melódico y arreglos lo que no impide que resulte un tanto aburrida, a pesar del buen solo de guitarra de su autor. Y algo peor ¡dura más de seis minutos! Aún dos nuevas baladas antes de consumir el vinilo, que con solo nueve canciones se hace largo, largo.

Compartir

1 2 3 6

Otros Discos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies