portada del disco Endora y sus Vicios

Si bien Endora y sus Vicios tardaron bien poco en estrenarse en directo una vez que empezaron a ensayar, la grabación de su primer CD se realizó de manera más bien tranquila, en sesiones que incluían la participación de amigos a los que invitaban para que colaboraran con voces y coros. El resultado final lo edita Corky's Music, el sello de sus componentes Sergio y Aaron, a principios de 2017.

La muy acertada presentación con portada a base de jeringuillas llenas de líquido negro da buena idea de su contenido. Oscuridad after punk a ritmo de teclado vertiginoso. Y es que, el ritmo, ya por lo general, trepidante en todo el disco, con cierto aire crispado como de ejército de insectos avanzando veloz que aporta la electrónica de sintetizador, se dispara en el "Corre corre", haciéndose incluso agónico.

Las voces contribuyen al sentimiento de asfixia y todo ello, velocidad, coros amenazantes y la oscuridad latente conforman el synth punk menstrual con el que les gusta definirse. "Creer es crear" y el casi himno "Somos ninfo-románticas" son ejemplos donde el resultado de la fórmula resulta especialmente sobresaliente. Letras de oscuridad, sobre ritos iniciáticos, ninfomanías, fetichismos hacia las axilas y sometimientos sexuales vienen debidamente acompañados por cuñas de maullidos de misas negras y ceremonias en iglesias. Y con una cuña precisamente de un cántico en una misa es como comienza su canción de agradecimiento y devoción al rey del trash: John Waters.

Inadaptación social con el resto del género humano, proponiendo en "Sodomitas al poder" (que solían conocer como "Sexo anal") incluso la cópula anal para evitar la procreación y consiguiente aumento de la población: "Que como decía aquel cantante, dar por culo es fascinante". El sentimiento de repulsa se hace directo y explícito en momentos como "Sociofobia".

La música de Endora y sus Vicios se mueve en paisajes no muy diferentes a los de Putilatex o Naughty Zombies, con elementos más electrónicos a los de Las Rodilleras, pero con similares querencias por lo oscuro. El espectro se ampliaría aún más si se admite la comparación, ya a mayor distancia, con propuestas más "petardas" o irreverentes como las de Divine o incluso la de Almodóvar & McNamara.

Compartir

Otros Discos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies