portada del disco Encrudo

Tras el ensayo que supuso su primera maqueta "Ja... Ejecutando al Sistema" (Matraka Diskak, 1993), Garrote Vil consiguen editar un primer trabajo con un sello del renombre de Discos Suicidas. De hecho, la banda, vivió la oportunidad con alegría. La única contrariedad con el proyecto llega cuando la compañía, alegando dificultades logísticas, les convence para que el trabajo se edite en formato de cinta de cassette.

Aún y todo, el grupo se vuelca en la elaboración, preparando incluso una portada que contenía varios símbolos tomados de la cultura aborigen. La grabación tuvo lugar en los estudios Jessisma de Gáldar (Gran Canaria).

El trabajo incluye muchas de las coordenadas sonoras que permitirán reconocer la propuesta musical de la banda. Ofrecen cantidad de ofertas diferentes, empezando con los efectos de teclados al más puro estilo Ozric Tentacles o incluso la densidad de proyectos como Faith No More en el mismo tema de introducción inicial.

Lo de Garrote Vil tiene mucho de rock pesado. En "Juan sin sueños" siguen vericuetos y apuestan por la densidad que puedes escuchar en un disco de Extremoduro. En "El loco", por ejemplo, hay hueco para virtuosismos con las baquetas, aunque el tema rezuma, sobre todo, aires de funk-punk con regusto de rock progresivo.

Por las mismas, nadie puede negarles sus tendencias hacia el hardcore, en una lectura muy personal, eso sí, cercano a L'Odi Social ("Racionalismo"), al trash acelerado reconocible en algunos momentos de la trayectoria de Radikal HC ("Equilibrio") con tonos oscuros y con ganas de volverse trepidante.

En momentos como en "El h.p." el rincón del disco en el que arremeten contra todo tipo de agresiones físicas y verbales contra la mujer, elaboran toda un hilo que contempla desde punteos de guitarra a riffs de metal para terminar arrancando en clave de hardcore.

Pero, con todo, una de los pilares importantes en el que se sostienen los canarios son las letras de sus canciones. Elaboradas y en ocasiones rebuscadas, pueden llegar incluso a apabullar. Gastan maneras similares a las de Zurda, y junto al guitarra de Guerrilla Urbana, se diría que Ramón, el cantante de Garrote Vil, podría decirse que pertenecen a la misma escuela canaria de letristas de punk rock.

"Yo también quiero ser alternativo" dicen en "Ni quiero ni puedo", mientras que en "Rey ee espada" parecen alinearse con La Polla Records cuando cantaban aquellos de que un rey no lo era por voluntad divina. El tema comienza lento pero luego se dispara cuando arremete contra el V Centenario del descubrimiento de América,

Ademas de recuperar algún tema de su maqueta anterior, como "3-V no-da", incluyen una versión del "Es un crimen" de Eskorbuto y el ya mencionado tema "Juan sin sueños", la canción que popularizara Víctor Jara en México.

 

Compartir

Otros Discos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies