portada del disco El Rushgold

Del no tan lejano oeste venía con banjo, armónica y todo el baile del rushgold, el baile de la fiebre del oro con todos los tópicos que hacen al caso: palmoteo, dirección de los pasos de baile a cargo del vocinglero cantante, patadas al aire y coro de mozarrones vaqueros. Una pena que un grupo que solo tres años antes había firmado temas cargados de calidad, cayese en charranadas como ésta.

Y en la cara B, si no quieres caldo, toma dos tazas. Una nueva pieza de rushgold. Por supuesto, el baile de marras no alcanzó la mínima notoriedad.

Compartir

1 2

Otros Discos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies