portada del disco El Rey del Silbido

Kurt Savoy ha comentado alguna vez que al salir del sello SAEF pasó a Columbia, donde realizo varias grabaciones, pero nadie ha escuchado o visto dichas grabaciones, excepto un disco recopilatorio de 1964 en el que incluía una sola canción. Por tanto, hay que poner en cuarentena (duda) la estancia en Columbia de Kurt. Lo que es cierto es que a partir de 1965 comienza a aparecer de nuevo con asiduidad en diferentes programas de TVE, casi siempre silbando diversos temas de Ennio Morricone o propios. Philips se fija en este artista de directos frecuentes, pero carente de discográfica y lo ficha para su subsello Berta. Allí, editará en 1966 su EP más vendido, que llegó  a situarse durante unas semanas en el top 20. Su cara A incluía dos temas totalmente silbados y la cara B dos canciones; todo ello compuesto por el propio Savoy.

“Silbando ritmos” es un tema de corte pop rock con una contundente batería y una armónica que realiza funciones de segunda voz respecto al silbido protagonista. Buenas guitarras y una curiosa experiencia instrumental digna de ser escuchada con atención. El otro tema silbado resulta más tópico. “Silbando Malagueñas” es una especie de remake de "La Malagueña" de Lecuona, que Kurt Savoy se apropia y la firma como propia cuando en realidad no lo es. Entraría dentro de lo que se llamo spanish sound, cercano a las adaptaciones instrumentales de temas españoles que por entonces hacían gente como Los Relámpagos.

La cara B contiene dos interesantes temas pop, no alejados de lo que hacían gente como Los Brincos. Dos sorprendentes y desconocidas canciones que están entre lo mejor compuesto por este artista. Ritmo bien marcado, guitarras duras, voz efectiva y sin alardes. Seguramente, se trata del mejor disco de toda la carrera de Kurt Savoy, que había sufrido un parón discográfico de cuatro años y había sido capaz de rehacerse con una profesionalidad y adaptación a las circunstancias musicales del momento, dignas de elogio.

Buena parte de este disco hay que ponerlo en el haber de Los Roberts, un conjunto de la época que también grababa para el sello Berta y cuyo acompañamiento resultó de lo más eficaz.

Compartir

Otros Discos

Add Comment Register



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *