Warning: Parameter 1 to wp_default_scripts() expected to be a reference, value given in /home/lafonote/public_html/wp-includes/plugin.php on line 601
LaFonoteca, Disco: El Duelo
portada del disco El Duelo

Lejos queda “Istochnikov” (Limbo Star, 2004), el debut en solitario de Isabel León (Surfin' Bichos, Chucho). Su continuación llega en 2014, diez nuevas composiciones en las que Isabel es acompañada por Burrito Panza, que no son otros que los ex Surfin’ José Manuel Mora y Carlos Cuevas y el entrañable Carlos Flan. Al mando, Rafa Sound Lab.

Nos encontramos con un pop sencillo, evocador y atemporal, repleto de dulces envenenados con composiciones como "Tubo de ensayo", escritas con el corazón abierto. Canciones que ponen de manifiesto que es posible transformar el dolor en belleza... "trazó una línea recta imaginaria / entre las caderas, por detrás / un poco arriba, ligeramente hacia la izquierda / visualizó el corazón / y con oscura visión, azulada / clavó su navaja albaceteña en el centro del corazón". Una cicatriz que a veces sangra.

"Sutil" y "Febrero no quiere irse" vienen enlazadas, como explica Is en la web de Limbo Starr: "Otra vez, ya bien empezado marzo, febrero no quería irse. Llega él y con él la luz y el calor. En ese tiempo escribo esa canción sobre ese mes, y alguna otra, con los ojos casi cerrados y la piel hiperestésica, 'Algo'. Recuerdo una vez  que quedamos y no apareció. Sentada en un banco me repetía: 'Está siendo sutil, pero son señales, sí, es un sistema de señales…'”. Esa clase de señales que anuncían el final.

"200 veces" responde al recurso del manuscrito encontrado, pero a la manera de Is: "Una mañanita de verano, buscando desesperadamente un mechero, en un cajón encuentro un papel con una canción: sobre la letra, los acordes escritos sobre la sílaba afortunada. No recuerdo cuándo la escribí, ni cómo. Sólo sé que existe. Se llama 200 veces".

Hay lugar para las instrumentaciones suaves, en armonía con la delicadeza de la interpretación vocal que Isabel exhibe en cada corte, y en especial en canciones como "Algo". También hay momentos punzantes e intensos -"Ejército Istochnikov", "Malinterprétame"-, melodías envenenadas -"Los cuadernos"- y canciones cantadas a la luz de una vela, sudando tristeza en la madrugada: "La mente negra".

Cierra "Maestro ladrón", "la conclusión de estos años, un largo proceso, corriente alterna", comenta Is.

Un disco breve -apenas media hora de duración-, pero intenso, menos inmediato que su debut, de duelo. Se requieren varias escuchas para apreciarlo en su justa medida.

 

 

 

 

Compartir

Otros Discos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies