Warning: Parameter 1 to wp_default_scripts() expected to be a reference, value given in /home/lafonote/public_html/wp-includes/plugin.php on line 601
LaFonoteca, Disco: Dime que no Es Verdad
portada del disco Dime que no Es Verdad

Cuando Ana María Drack se encontraba en el punto justo de experiencia y creatividad publica este LP en el modesto sello catalán GMA, lo cual no ayudó mucho a sus pretensiones comerciales. Pero muy probablemente es el trabajo más coherente y destacado de su carrera como cantautora. Posiblemente no tiene la variedad de "Despacio" (Philips, 1972), pero tampoco tiene los altibajos de calidad de su primer larga duración. Una obra de suave feminismo en el que la cantante desnuda sentimientos.

El tema que presta su título a todo el disco es una balada romántica un tanto tópica que no está entre lo mejor, a pesar de lo cual fue publicado también en formato single. Abrazada a su peculiar forma de iniciar muchas de sus canciones con una parte hablada e intimista para romper a cantar después, desarrolla "No soy mujer de un día", una letra femenina y feminista envuelta en terciopelo orquestal. Su vena de poetisa devora literalmente a la música que le sirve en esta ocasión de puro pretexto. En el mismo registro literario, pero con una parte musical de mayor presencia se mueve "No quiero tener amores", una de las más atractivas piezas.

Otro tema a tener muy en cuenta es "Para tus veinte años", un claro ejemplo de canción de cantautor con una letra con sede en el interior del corazón y un parco acompañamiento musical con ciertos regustos hispanoamericanos. Un regusto que se acentúa aún más en "Pobre cantor" a ritmo de valsecito peruano, cuyo ritmo alegre supone una ruptura ante tanto canto calmo. El alegato antibelicista "Perdóname esta noche", que repasa las guerras del momento y supone una tenue incursión en la canción protesta. Por los mismos caminos reivindicativos camina "¿Dónde estás compañero?", que nace con vocación de himno en tiempo de balada.

Pero el tema más conocido del disco fue "El niño bonito": "Tenía vocación de playboy, jugaba al póker, pero muy mal. Los jueves y los sábados solía ir al club y allí se dedicaba a alternar...". A ritmo de charlestón, Ana pone en solfa al ejemplar de niño pijo de la época, no demasiado distinto al actual. Desde luego, es el número más movido y comercial y en las actuaciones en directo era celebrado y coreado por el respetable.

Este mismo LP sería editado posteriormente en dos series económicas, la del sello Dial en 1978 y la de Mercurio en 1979. En esta última aparecería simplemente bajo el nombre genérico de "Ana María Drack".

Compartir

1 2

Otros Discos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies