Warning: Parameter 1 to wp_default_scripts() expected to be a reference, value given in /home/lafonote/public_html/wp-includes/plugin.php on line 601
LaFonoteca, Disco: Devil Came to Me
portada del disco Devil Came to Me

El pelotazo comercial de Dover fue toda una sorpresa, y escuchando el disco uno se da cuenta de que estuvo más que merecido. En "Devil Came to Me" (Subterfuge, 1997) el grupo consiguió optimizar al máximo sus recursos para dar a luz un álbum compacto, coherente y con más de un hit instantáneo. Puliendo los errores de su debut y depurando su sonido, haciéndolo más brillante y limpio sin perder un ápice de contundencia, la banda madrileña dio un paso de gigante hacia una forma de hacer que se convertiría en marca de la casa en años venideros.

La inmediatez y los excelentes estribillos de "Devil came to me" y "Loli Jackson" abren de manera magistral el disco, con una Cristina pletórica, mucho menos masculina que en "Sister" (Everlasting-Caroline, 1995), y ganando en crudeza y rabia gracias al encaje perfecto de todos los instrumentos.

Las guitarras saturadas, pero pop, de "Spectrum" o el espíritu luminoso de "Nightmare" chocan directamente con la contundencia punk rock de "Pangea" o "La monja mellada", y consiguen un equilibrio perfecto que se mantiene en todo el álbum, que conjuga muchas de sus referencias musicales sin desentonar. Las guitarras grunge de "Winter song" y "Rain of the times" conviven perfectamente, en armonía, con la calma de "Sick girl", la lenta que cierra el disco. Incluso mezclan ambas facetas en un tipo de canción que les dará muchas alegrías: aquellos temas que tienen una estrofa tranquila, con guitarra eléctrica limpia y sin batería, apenas con la voz de Cristina, y con un estribillo demoledor y distorsionado. El claro ejemplo es el single que les llevó a la fama, "Serenade", o la crudeza contenida de "Judas". Una fórmula que repetirán en el futuro, no siempre con la misma fortuna.

Aunque no se hizo demasiado hincapié en su promoción, podría decirse que "Devil Came to Me" es, además, un disco conceptual, sobre la religión. Las referencias católicas comienzan con el título del disco, pero siguen tanto en las letras (donde hablan de pastores, diluvios universales y el demonio) como en el artwork. Convertido en uno de los grandes hitos de la independencia española, y por extensión en uno de los discos más importantes de la década de los 90, cuesta sacarle peros a "Devil Came to Me", pues ya ha adquirido esa aura de clásico. Probablemente tenga muchos detractores, pero tendrá tantos o más defensores vehementes... precisamente por eso, porque estamos hablando de un clásico. Y el disco con el que Dover comenzaron a perfilar un estilo propio que nunca llegaría a alcanzar cotas tan espectaculares, pero que sin duda consiguió que, a partir de entonces, cuando alguien escuchara una canción suya, supiera de inmediato que era suya.

Compartir

1 2

Otros Discos

portada del disco 2

2

(6 votos)
Tu puntuación: /10
(EMI , 2007)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies