portada del disco Descanso Dominical

¿Por qué un disco como “Descanso Dominical” (BMG / Ariola, 1988) de Mecano no puede llevar cinco estrellas? Pues sencillamente, porque partiendo desde la posición de la que parte, carece de la pizca de atrevimiento y originalidad que a este tipo de discos se les presupone para conformar un hito en la música española. Aunque dicho sea de paso, lo sea de igual modo con sus características propias.

Se abre el disco con “El cine”, una canción que sin ser nada fuera de lo normal actúa un poco como paradigma de la banda. Estribillos acertados, letras pegadizas y cuidadas y ritmos bailables y desenfadados, pero nunca facilones. Se continúa con “No hay marcha en Nueva York”, delicioso tema aterciopelado que a los que vivimos fuera nos hace añorar la idiosincrasia y el jolgorio patrios del que tanto habíamos renegado, a pesar, eso sí, de que no sea tan singular lo de que el dólar esté devaluado. “Mujer contra mujer” trata de manera acertada la temática del lesbianismo, aunque sin ser la primera que habla de ello en España (“María y Amaranta” de C.R.A.G, por ejemplo, es previa) es posiblemente la cima lírica de la banda, llegando a lo más alto de las listas también en Italia y en Francia, donde se editaron sendos discos con versiones en sus respectivos idiomas. Se enlaza con “Los amantes”, otro excelso tema europop con una letra de lo más divertido sobre un Casanova del siglo XX. El efecto enlatado en la voz de Ana hace que suene mejor y más sugerente que nunca. “La fuerza del destino”, en cuyo clip debutaría Penélope Cruz como actriz y que sería utilizada en el spot televisivo de Coca-Cola ese mismo año, cierra la primera parte del disco. Contrariamente a lo que mucha gente cree, la canción no va dedicada a Pé, sino a la escritora Coloma Fernández Armero, pareja, por aquel entonces, de Nacho Cano. ¡Ay ese “contestastes”! ¡Ahí, bien marcadito!

La romántica “Quédate en Madrid” comienza una segunda parte del disco, mucho más ensoñadora y sosegante, trufada de no menos buenas canciones:“Laika”, dedicada a la famosa perra rusa recogida de las calles de Moscú y seleccionada entre otros perros para ingresar en el proyecto espacial soviético, para morir abrasada por el Sol; la oda a Dalí y la canción imprescindible en cualquier Nochevieja que se precie; la guitarra de Tomatito en la instrumental del disco; la tremendamente adictiva “Héroes de la Antártida”, sobre lo paradójico de la expedición al Polo Sur de Evans, Wilson, Bowers y Oates en 1912, y las dos últimas fábulas conforman un imprescindible de la música española.

Seamos serios: Mecano no fueron los Beatles. Pero fueron tan grandes que demostraron que se podía hacer música netamente comercial (nadie más ha vendido como ellos) no exenta de calidad.

Compartir

Otros Discos

Comentarios

foto del usuario Jesús María Rey
Jesús María Rey
8 agosto, 2011 at 15:10

Tanto “Laika”, como “Hermano Sol, Hermana Luna” y “Fábula” no formaban parte del LP original en vinilo (con sus surcos ya bastante recargados). Como hicieron con “los temas extra” del anterior LP los editaron como caras B de los singles “No hay marcha…”, “Los amantes” y “Mujer contra Mujer”. Los dos últimos temas extra, además, salieron en un CD promocional “MATERIA VIVA”, con funda de cartoncillo, de tamaño pequeño (8 cm.)de la casa Renault, promocionando el modelo Clio, un item rarísimo.

foto del usuario Raúl Alonso
Raúl Alonso
8 agosto, 2011 at 15:27

Ese mini-CD lo tenía yo! Aún andará en casa de mis padres… qué tiempos!

foto del usuario Gog
Gog
27 abril, 2015 at 18:08

Y el geniecillo de las máquinas Thomas Dolby intervino en los temas más tecno pop, lo cual es un punto extra para el álbum.

foto del usuario JK
JK
10 agosto, 2017 at 17:09

Este disco no es superior a «Entre el cielo y el suelo» de ninguna de las maneras.

Add Comment Register



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *