Warning: Parameter 1 to wp_default_scripts() expected to be a reference, value given in /home/lafonote/public_html/wp-includes/plugin.php on line 601
LaFonoteca, Disco: Denboraren Orratzak
portada del disco Denboraren Orratzak

Último disco de Hertzainak, que se grabó tras haber decidido que el grupo no seguiría. Fue Gari el que mostró su cansancio y en una breve reunión en el caserío de Gamarra en el que tenían su local de ensayo se acordó acabar con el disco que tenían ya medio preparado y dar los correspondientes conciertos de presentación.

Según lo relatado en "La Confesión Radical" (Aianai, 1993) de Pedro Espinosa y Elena López, el grupo trabajó relajado y sin fricción alguna entre ellos. Hay quien ha hablado de premura en su elaboración y de falta de coherencia en los temas que vertebran el disco, pero la verdad es que son varios los ejemplos en los que se puede hablar de verdaderas preciosidades: "Irauten", "Larru beltzak" y "Ez duzu atxakiarik".

Hace ya tiempo que resulta anacrónico encasillar a Hertzainak en el ambiente radical del que empezaron. En el momento de su disolución los de Vitoria eran ya una banda de rock grande, apta para todos los públicos, con capacidad para crear canciones bonitas con guante de terciopelo. Suave suena la voz de Gari y brillante la producción. Así no resulta difícil imaginar a grandes audiencias coreando "Zoratzen naizela".

Sería posible hablar de un disco de muchos ambientes, de matices diversos. Se advierte algo de la alegría que pudieran tener los británicos Housemartins ("Oroimen txarrak") o de Radio Futura en algún momento de "Pirañak", y puestos a buscar las conexiones de los Clash que siempre le quisieron buscar, amén de la obvia, la versión de "I fought the law", el "Bihurtuko zara, txo!" tiene mucho de Big Audio Dynamite, el proyecto de Mick Jones, su guitarrista, una vez disueltos los primeros.

En "Set drugs free" por contra, uno hablaría de Gari acercándose al registro de Lou Reed. Cierran los aires hipnóticos, de ilusión, de "Egunero ilusioa".

Un disco diferente, es cierto, y el que sirvió como adiós para los vitorianos.

Compartir

1 2

Otros Discos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies