Warning: Parameter 1 to wp_default_scripts() expected to be a reference, value given in /home/lafonote/public_html/wp-includes/plugin.php on line 601
LaFonoteca, Disco: De Un Lugar Perdido
portada del disco De Un Lugar Perdido

Con “Anatomía de Una Ola” (Polygram, 1998) termina su contrato discográfico con Polygram y Antonio hace las maletas a EMI, sello con el que entrega este “De Un Lugar Perdido” (EMI, 2001), producido por Nacho Béjar y grabado en los estudios Track de Madrid. Un disco cálido y breve, tan sólo nueve canciones, con un sonido escueto en cuanto a arreglos y una uniformidad que deja la voz de Antonio en primer plano. Se recuperan las guitarras de “No Me Iré Mañana” (Polygram, 1991), encontramos aires pausados con cadencias jazzísticas y unas letras que evocan imágenes, personas y lugares. En la composición cuenta con la ayuda de Marga, su compañera de viaje, quien tiene un papel decisivo en algunas de las letras.

Suena “Estaciones” y el movimiento comienza a tomar forma pausadamente, aires paisajísticos que evocan imágenes que se suceden en nuestra mente con rapidez, con una luminosidad que nos recuerda lo que queda detrás y nos enseña lo que está delante de nuestros ojos. “A medio camino” confirma que el sonido del disco muestra una gran uniformidad, las geometrías se mantienen, guitarras sin estridencias, cálidos coros y sensación de movimiento constante. En esta ocasión, nos trae aires sureños, de ferrocarril. Antonio afirma que abordó la instrumentación de este tema con J.J. Cale en la cabeza.

También vuelve a incluir un tema de Nacho Béjar, “Para bien y para mal”, un medio tiempo calmado en el que las guitarras sustentan una suave melodía en la que destacan los fraseos alargados que realiza Antonio buscando la armonía. “Seda y hierro” es una de las grandes canciones del disco, con una introducción con tintes de blues y unos acordes sencillos y precisos para una declaración de amor con una gran sensibilidad: “Nunca le han faltado a nuestro amor para estar vivo razones”. La canción está dedicada a Marga del Río, como sigue recordando en cada directo.

El desenfado lo pone “Ser un chaval”, un retroceso a la infancia plagado de recuerdos y de unos riffs de guitarra que ganan fuerza por momentos. “A trabajos forzados”, poema de Antonio Gala musicado con la ayuda de una simple guitarra acústica. Cierran "Horizons”, con aires jazzísticos, soul, sonido Filadelfia, y un gran despliegue de guitarras, y una versión instrumental de “Seda y hierro”.

Un buen disco, breve, sí, pero mejor nueve canciones que vuelen a gran altura y en las que la magia de Antonio en la composición brille con fuerza, un Antonio intimista, sensible y pegado a la realidad, que muchos de los discos vacíos de cantautores sin nada que decir que inundan nuestro mercado.

Compartir

Otros Discos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies