portada del disco De Hoy no Pasa

El vinilo tenía originalmente la portada que se incluye en esta reseña. Fondo de secuencias de películas de terror con solera y nombre del grupo en caracteres blancos. Una nueva edición, sin embargo, mostraba un collage de fotos en las que se utilizaba alguna portada de sencillos extraídos del album, como "Diga qué le Debo" (DRO, 1987). Finalmente, la reedición de 2002 se centraba exclusivamente en una de las fotos de monstruo anfibio de cine arcaico que sacaba en brazos a la consabida damisela.

Producción de nuevo de Paco Trinidad, Eugenio Muñoz como ingeniero y Pepo Fuentes como ayudante de producción. Cuentan las leyendas que la carpeta con las letras de las canciones se perdieron en la noche previa a meterse en el estudio, como resultado de la farra que vivió el grupo.

El disco comienza con “Quiero bailar Rock and Roll”, tema poderoso, original de Manolo Tena en su tiempos con Cucharada -en concreto del sencillo "Quiero Bailar Rock and Roll" (Chapa, 1980)-, con arreglos de Siniestro Total para la ocasión. Resulta intenso, con riesgo a hacerse repetitivo, pero constituye desde luego un energético comienzo de disco. En directo resulta de lo más indicado para poder mostrar la pericia, en solos por separado, de los músicos.

Aire de himno rockero tiene también “De hoy no pasa”, tema que da título al disco y que cierra la cara A del vinilo original. El grupo amenaza con no dejar pasar un día más sin probar. A saber qué. A los coros ilustres como Josele Santiago (Los Enemigos).

Con “Balada de Cachamuiña y María Pita”, Siniestro vuelven a dar crédito al terruño, haciendo recuento histórico de Galicia desde todos los tiempos. A ritmo de gaita, flauta, y salterio (tocado por el mismísimo Emilio Cao). Es buena.

El disco tiene bastante de aire de bar y alcohol. “10 escala drinker”, una disgresión en clave arrebato guitarrero sin letra alguna, “Al fondo a la derecha”, tema breve, gamberro y desquiciado o “Diga qué le debo” son obra de quien ha pasado el tiempo suficiente en los bares patrios para empaparse de la atmósfera y las maneras de los mismos.

También encuentran hueco las reflexiones pseudo profundas, sesudas, en las que Siniestro divaga haciendo gala, una vez más de una amplia cultura para abordar temas como “Nihilismo” o “El síndrome de Estocolmo”, cantada esta última con la voz amortiguada desde lo que parece el auricular de un teléfono desde el que llama el presunto secuestrado.

Baños de sangre en Puerto Banús” es una canción sobresaliente. Con una producción luminosa (que en algunos momentos recuerda a “El número de la bestia” de Ilegales) logra la intensidad idónea para la historia que se narra. Asesinos en serie en escenarios de la jet-set. Colaboración al trombón de Wally. De lo mejor del disco, y eso que se aleja de la tónica del resto del disco.

Contaban de los Kinks que pocos grupos habían conseguido musicar atmósferas como las de aburrimiento: “Tired of waiting for you”. El velado homenaje que Siniestro Total les hacen en “Tumbado a la bartola” cuestiona el liderato en solitario de los ingleses en dicha categoría. ¿Suena un clavicordio? Como en la “Balada de Cachamuiña y María Pita” o el “Cuatro Rosas” de Gabinete Caligari.

Bestialismo preescolar” es breve pero muy buena. Historia de Almudena y su querencia al trato animal, pero además con todo tipo de animales. Quizás la canción del album en mayor sintonía con registros punk-rock de trabajos anteriores. Letra muy ingeniosa.

Yo ya fui a Cangas de Morrazo”, aunque evidentemente ambientado en atmósferas marineras y gallegas es más una excusa para componer un auténtico temazo en onda rock de los 60, con armónica y todo. Muy muy buena.

La revisión del tema televisivo de la época para mandar a los más pequeños a la cama resulta ser todo un acierto en clave rock clásico poderoso. Muy acertado, ingenioso por tratarse de versión de temática infantil y que engancha por la excelente ejecución musical. Siniestro en su madurez musical.

Finalmente, a ritmo liderado por flauta gamberrada en la onda de “Al que eyacula Dios le ayuda” de “Siniestro Total II: El Regreso” (DRO, 1984). Ideal para comenzar o terminar sus actuaciones en directo.

Temas guitarreros, con intensidad rockera. El grupo no ceja, aunque los parámetros puramente punk de los principios queden, sin embargo, muy atrás.

La reedición del 2002 incluyó los temas "Corta o pelo landrú" -cara B del sencillo "Diga qué le Debo"-, "Elefantes rosas" -cara B del sencillo "De Hoy no Pasa / Elefantes Rosas" (DRO, 1987)-, "Lo que no puede ser y además es imposible" -era la canción que completaba la versión maxi con tres temas del sencillo anterior-, "Hay tifón" -cara B del sencillo "Quiero Bailar Rock and Roll" (DRO, 1987)-, "Almudena" -también completaba el maxi de tres temas editado a partir del sencillo anterior-, "Dios salve al conselleiro" y "Lávame con vino".

Compartir

1 2 3 6

Otros Discos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies