portada del disco Cuentos y Leyendas

Los ratones de la maqueta y el EP dieron paso a los enanos y gnomos con los que ilustraron GRB su LP. Y el caso es que más que de seres de cuentos infantiles los catalanes se referían más bien a los demonios y laberintos internos que atenazan la libertad individual de cada uno.

Lo grabaron en los estudios Maratón a finales de julio de 1987, pero tardaron mucho en poder editarlo, ya que no sale a la calle hasta enero de 1988. La financiación para la producción llega de los bolsillos de Trashmike, amigo rockabilly al que acuden, y el sello con el que se edita es el de los mallorquines Blau, que básicamente les presta la licencia a pesar de que su catálogo tenía poco que ver con el punk.

Musicalmente GRB suenan diferente, cediendo parte de su velocidad original a cambio de ganar en claridad para remarcar las letras y en componer atmósferas orgánicas en lo musical, ricas en detalles, densas, con un punto hasta progresivo que los acercaba, por ejemplo, a la propuesta de los norteamericanos Minutemen. Sin buscar virtuosismos está claro que el grupo se siente a gusto y con confianza para elaborar mucho más la música de sus canciones.

Arrancan con un inesperado aire flamenco en "¡¡Chilla la fiera!!", que dedican a la cuestión de la tauromaquia, para ir ganando en un cada vez más cargado aire de intriga y guitarras que se van entrelazando.  La manera en la que abordan la crítica a la fiesta nacional escapa al del punto de vista habitual, introduciendo el miedo personal trascendiendo de las simples coordenadas de carnicerías: "El hombre prefiere ver su dolor en carne ajena / El miedo al que no se enfrenta, su dolor en carne ajena". Un enfrentamiento entre el diestro y el animal por muy diferentes razones: "Ya puede empezar la pelea; el torero 'pa' lucirse, el toro por su vida", y que tiene algo en común con el que describen entre monstruo y presa en "La caza".

Vuelven a explorar los catalanes en sus letras las vías de la aventura de introspección personal, de la superación de esos tortuosos laberintos íntimos: "Si no te enfrentas contigo / ¿con quién te vas a enfrentar? / Si contigo no has podido / ¿cómo vas a reprochar?" cantan en "Demuéstramelo".

La rutina diaria, el desgaste del paso de las horas sin nada que satisfaga realmente, cantado con en "Día a día" un punk que nada tiene que ver con el del esputo y exabrupto.

No tienen de nuevo problema para acometer contra los guardianes y salvadores de la revolución cuando en "Jim el pacifista" hablan de la mano dura de quienes determinan qué violencia es permisible y cuál no.

Hardcore reflexivo, introspectivo, unos cuantos pasos más allá de la crítica visceral. Más que recomendable

Compartir

Otros Discos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies