Warning: Parameter 1 to wp_default_scripts() expected to be a reference, value given in /home/lafonote/public_html/wp-includes/plugin.php on line 601
LaFonoteca, Disco: Crashbeat
portada del disco Crashbeat

"Crashbeat" tiene mucho de disco definitivo, o resultado de unas maneras de trabajar del grupo consolidadas después de muchos años tocando juntos. Garantizada desde el principio la edición de los LPs en Beat Generation, han encontrado también en Estudios Ultramarinos Costa Brava el reducto perfecto en el que grabar. Su responsable, Santi García, cuenta desde hacía tiempo con su confianza absoluta y les ofrecía las garantías suficientes para no perder ni un segundo de estudio. De hecho es probablemente el disco que mejor preparado llevaba Muletrain, que había mandado por adelantado una maqueta para poder ir avanzando trabajo. Todos coincidían en señalar lo a gusto que habían quedado optando por los temas que más redondos habían quedado.

Con el paso del tiempo, y a pesar de la querencia por el volumen alto y las maneras más rudas, se hace evidente que Muletrain dominaron a la perfección las composiciones vertebradas por una línea melódica atractiva de sus guitarras. Con un esqueleto así, no exento de un tono épico que resulta sencillamente irresistible, momentos como los de "I want rejection", "White lies", "Urgency" o "The truth" hablan bien a las claras de una capacidad por conjugar ruido y melodía no al alcance de muchos.

Pudiera pues decirse que se trata de un disco de madurez, en el que han cabido elementos y detalles que no estaban antes presentes. Siguiendo esa máxima de aportar a la canción lo que va pidiendo en el momento de su gestación sin cerrarse dentro de unos parámetros inamovibles, consiguen dotar por ejemplo a "White lies" de una luminosidad que no había en sus trabajos anteriores. Coros en los que participa un mayor número de personas, efectos repetitivos o voz amortiguada como en "Here's anxiety", donde suenan británicos, vibrantes demuestran que efectivamente se ha dado un paso adelante.

Hay espacio de todas maneras para el punk más rabioso ("It's progress"), acelerado ("Sick city") en el que las voces se enredan aumentando la rudeza ("Warned"). Todo ello compone desde casi sus comienzos el universo sonoro de Muletrain. En lo que respecta a su ideario, sigue la misma dosis de frustración y desesperación que lleva a desear la aniquilación, el rechazo al dogma instalado desde la misma pantalla de televisión que te dice la verdad que debes creer hasta la comida que te envenena. Espejismos de prosperidad ante los que no cabe más que la bofetada para romper el hechizo, el sortilegio y poder escupir al viento que Dios ha muerto.

Imágenes de pretendida armonía y felicidad familiar como las de la cruda portada diseñada por Mario, en los que basta apretar de manera inocente un botón para que todo salte por los aires.

Compartir

Otros Discos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies