portada del disco Corazón Loco

El que iba a ser la referencia primera de Spansuls se convertiría en la quinta de DRO al comprar Servando el master de este "Corazón Loco" (DRO, 1982), EP que contiene el que es, casi con total seguridad, el himno imprescindible de la formación -al menos no falta en recopilatorio de la época que se precie-, "Un hombre en mi nevera". Una canción cuya letra versa sobre un hombrecillo viviendo confortablemente en la nevera del afectado, y de cómo la situación se agrava hasta volverse insostenible, tras pasar éste de acabar inocuamente con la mermelada y los huevos, a la desfachatez de hacer los mismo con las bebidas y los cocos. Grave ofensa (sobre todo por... los cocos, claro) y, sin duda, exponente máximo de lo que aquellas Hornadas Irritantes pretendían y consiguieron, especialmente con las altas cotas de surrealismo alcanzadas por Derribos Arias a cargo del nunca demasiado ínclito Poch.

Además, nos encontramos con una corta entrega de lo más completa, en la que se abraza un pop, con esencia punk en intenciones, pero pop a fin de cuentas, en sus diversas tonalidades. La titular, en la que Jaime Urrutia colabora en la composición, se erige como la más guitarrera y ramoniana del conjunto. El punteo de guitarra y la gracia con que se trata el canibalismo en "Holocausto canibal" la hace destacar sobre el resto.

Cierra "Narcosis", próxima a la irreverencia estilística de los Siniestro Total primigenios. Genial eso de "cuando estoy con una chica, siento un síntoma muy raro / será Dios que para que no peque, me ha narcotizado". ¿Veis cómo también se podía hacer pop sin hablar del desamor?

Compartir

Otros Discos

Add Comment Register



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>