portada del disco Como Una Pesadilla

Si "A Toda Prisa" (La General / Fonomusic, 1987) fue un disco de evolución para TDeK, "Como Una Pesadilla" (La General / Fonomusic, 1988) es una verdadera consolidación de que los tiempos estaban cambiando para el grupo.

Se grabó en los estudios Kirios de Madrid con Miguel de La Vega y Pedro G. Benito como responsables de las cuestiones técnicas de sonido.

Modos de rap, hip-hop desde la misma portada, diseñada por JSiemens con una foto de Antonio Márquez, alrededor de un enorme graffitti en el que aparecen inmersos los miembros del grupo, indican cuáles son los aires que soplan en lo que a intereses musicales se refiere.

Ahora bien, quien piense que se trata de un disco exclusivamente de hip-hop, se equivoca. Para ello habría que esperar un poco más, para que TDeK cambiase a Masters TDeK y que se facturase "Las Nuevas Aventuras" (La General / Fonomusic, 1989). Es cierto, eso sí, que el comienzo, con “Soy un desastre”, es una incursión de lleno en esas secuencias. Se trata del tema que interpretaron en Plastic. Trata de los problemas con la chica a todos los niveles.

Pero es que “Magüu * Heike” ya es diferente. Formada a partir de un curioso ritmo pseudo-dub tropical. De cadencia lenta, es lo que parece: Una declaración del batería de su relación con la que sería luego madre de sus dos hijos. Si nos aventuramos a manifestar esto es sencillamente porque así nos lo confirmó a lafonoteca el propio Magüu.

Somos un desastre” es una versión más guitarrera del tema que abría el disco. Más contundente quizás. En la línea de combinación de la tradición contundente que arrastra TDeK y los nuevos tiempos musicales en los que se sumergen.

Pero a partir de entonces, si algo predomina en el disco son las guitarras. Así “Amor y paz” es un nuevo ejercicio de contundencia que incluye coros tamizados con los filtros de las técnicas de estudio. Guitarras con posos de Dead Kennedys.

El final del disco se convierte es una auténtica explosión de guitarras en la que se permiten algún tipo de artificio sonoro: “La fiesta” sigue esas coordenadas. Contundente con aires hardcore, “Explosión”, que construye su fiereza a partir de aires de rock and roll clásicos, “Animales muertos” que parece tener aires árabes, y se dispara luego en un crudo punk-hardcore.

Finaliza el disco con “Vuelven las sierras”: Más guitarras que se completan con una especie de estrofas medio rapeadas.

Un disco interesante que sin duda sorprenderá a muchos de los fieles de los primeros tiempos del grupo. Requiere del eclecticismo que pedía Magüu en su momento.

Compartir

1 2

Otros Discos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies