portada del disco Como Tú

Falcons debieron pensar aquello de renovarse o morir -finalmente se decantarían por la segunda opción-. Muy buenos músicos cargados de experiencias capaces de interpretar con solvencia casi cualquier cosa y con un cantante de fácil escucha los resultados fueron formalmente más que aceptables.

Aceleraron sus baladas, endurecieron sus ritmos, hicieron que Josep Portell escuchase a los teclistas pioneros del techno, banalizaron letras y músicas con el viejo truco de repetir frases ocurrentes hasta la saciedad y pergeñaron una serie de canciones alegres a ritmo de rock: “Tú siempre estas ahí”, alguna pachanguita veraniega como “Sin promesas de papel” o la propia “Como tú”. Alguna balada, tipo “Y comenzar” con menos tratamiento instrumental que antaño, pero conservando esos toques corales que tan bien le sientan al sonido del grupo.

Apocalipsis funky precedida de una exploración de registros sonoros para el especulativo instrumental “Tambores del infierno”, una modalidad esta de los instrumentales que ellos incluyeron en todos sus long plays. Más guiños experimentales para el principio de “Querido John Coltrane” , que luego resulta ser un temita de lo más previsible con solista en falsete y acompañamiento más o menos funky. Guitarra calurosa para la potente “Águila real”, otra balada enardecida de potencia instrumental, duros punteos de guitarra, reminiscencias andinas y excesiva suavidad vocal.

Un LP que marca la lucha de un grupo por su supervivencia en un mundo musical cada vez más hostil a su estilo.

Compartir

Otros Discos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies