portada del disco Como Debe Ser

El disco con el que debutaron Vietcong 68 no era en realidad un trabajo programado por el grupo, sino que su edición respondió al interés que el sello Tough Ain't Enough Records mostró por los temas que habían grabado previamente en los Necrosound Studios de Karlote, su guitarrista. Los vascos habían decidido dejar registrados los temas que tenían en su repertorio en esos momentos antes de tener que parar forzosamente por los compromisos del guitarra con su otra banda, Screamers and Sinners, que entraban por su parte a grabar un LP. Por supuesto aceptaron encantados la oferta que les hizo su amigo Pedropa, responsable de la pequeña discográfica, en un momento en el que no habían tocado siquiera una vez en directo.

La portada del disco, como no podía de ser otra manera, muestra la fotografía de unos milicianos vietnamitas montados en una barca en lo que surcan uno de los arroyos del país asiático, y en su interior, para empezar, el tema "Retaguardia", en el que mezclaban las cuestiones guerrilleras con su autoproclamada misión, no por provocar revolución musical alguna, sino por salvaguardar el rock and roll En la contra, oso panda para reafirmar aquello del sureste oriental.

La voz rota y áspera de Pepino combina bien con el aire de rock gamberro que también practican otras bandas como Travesti Afgano, Vigilante Gitano y, en un tono más cercano al fuzz, Las Aspiradoras. Tienen todas estas propuestas en común un mismo poso de rock clásico de fondo, uso de guitarras entrecortadas y ese tono burlesco e irónico vertebrando actitud y contenido de las letras.

A pesar de la pretendida actitud desenfadada y el tono general alejado de cualquier cuestión ideológica de peso, en el tema que da título al disco, atacan violenta y amenazadoramente a quienes exhiben camisetas de fútbol que no tengan que ver con su tierra. Las cosas hace años eran diferentes, dicen, porque había miedo y respeto: “Como se echan de menos los años 80 / cuando gratuitamente se partían jetas / El miedo estaba presente / como debe ser”.

Incluyen, como ya hiciera Afonía (una de las bandas en las que militó Pepino) un par de temas en inglés. En este caso se trata de "Problems", donde decían tratar la locura interior que albergamos todo y el "Red dressed", en modo parodia hacia todos aquellos gurús y profetas de la progresía que piensan estar en posesión de la verdad absoluta.

Podrían igualmente haber hecho en inglés también la versión del "Paint it black", para la que dicen haberse fijado más en la lectura que hacían los norteamericanos Avengers, más que en el propio original de Rolling Stones, pero eligen hacerlo en euskera.

Disco interesante de una propuesta inesperada por tratarse de protagonistas de sonidos más duros y contundentes, que, en vista de lo que vino después, dejaba un amplio margen de mejora.

Compartir

Otros Discos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies