portada del disco Cierra la Puerta al Salir

El último disco de Nosoträsh es el reflejo de la madurez del grupo, un muy buen disco cuya importancia se vio ensombrecida por la apabullante calidad y presencia de "Popemas" (Elefant, 2002). Autorreferencial, paródico, inteligentísimo... "Cierra la Puerta al Salir" (Elefant, 2005) es una colección de canciones en las que Natalia se suelta más que nunca con la voz y en la que las letras, muy directas y con tacos incluidos, adquieren una importancia nunca antes vista.

Con "Puta conciencia" Nosoträsh dan un puñetazo en la mesa a quienes las tachaban de tonti pop con malicia, ya desde ese "puta" en el título hasta ese estribillo tan paródico como lleno de veneno: "Yo soy toda orquesta / y hay en mí algo fuera de mí / que me vendan un afinador pa mí / mis brazos en sol mis piernas en sí ". La estrofa no se queda atrás y sigue con referencias a sus canciones y a la radio fórmula ("una tonta más en el dial").

El paso adelante en los textos es evidente, y la tranquilidad con la que está grabado se nota en lo poco forzado que está todo. La madurez les sienta bien a las asturianas, y lo que antes era rabia y proclamas pop, ahora son reflexiones adultas que sin embargo no restan atractivo al sonido de Nosoträsh. Así, temas como "Dicen" o "Planes de batalla", que antaño habrían sido más salvajes o fáciles, ahora son tonadas elegantes y hechas con la serenidad que dan los años,  esa serenidad que permite decir lo que uno quiera mientras sepa decirlo de la forma adecuada. Además, no pierden un ápice de sentido del humor, como bien demuestra la autorreferencia a "Sintasol" de "Siesta".

Como siempre, lo cotidiano inunda todos los temas, y algo tan simple como "Visita" y "Vermú" se convierte en lo más agradable del disco, por su retrato perfecto del día a día. La única salida de tono, y además se agradece, es "Rancherita", que como su propio nombre indica es una ranchera, un tema mariachi en el que Natalia se vuelve a soltar la melena, gritando, cantando con voz cascada y contando una desgarrada venganza sentimental que comienza con un verso que se podría tildar, como mínimo, de agresivo: "Te quise como solo se quiere a los cabrones". Una sorpresa más de Nosoträsh, otro regalo.

El disco, que cuenta con la producción de Xel Pereda y Pedro Vigil (Penélope Trip, Edwin Moses), es bastante más pausado de lo habitual y desde luego mucho menos estrambótico que "Popemas", pero tiene detalles magníficos, como la percusión medio tropical de "Pez globo", una bossa muy propia de Nosoträsh, y la presencia del piano en otros temas acaban por aportar al disco un sonido maduro, en el que lo que importan son las canciones, las letras y la personalidad de la banda (algo que con Ibon Errazkin, por ejemplo, es casi imposible. Y no es una crítica, pues considero al vasco un productor clave de nuestra música).

"Cierra la Puerta al Salir" es directo, sin concesiones, donde Nosoträsh se desnudan su alma del todo sin renunciar a hacer una música bonita y llena de detalles. Un disco redondo de principio a fin.

Compartir

Otros Discos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies