portada del disco Chili con Grelos

Los Duques de Monterrey ponen su objeto de atención en la realidad de nuestra tierra, Galicia, reflejada en asuntos del narcotráfico y en otras realidades. Podemos hablar de corridos del noroeste, o corridos de batea, que son su interpretación particular de la realidad gallega a ritmo de música norteña mexicana. En su sonido se perciben tintes surf, aires country y tex mex. Podríamos hablar desde Rocío Durcal a José Alfredo Jiménez.

En sus canciones se percibe un acercamiento al “galician way”, acercando Sinaola a Vilagarcía de Arousa, la virgen del Carmen a la Santa Compaña… mezclando las dos culturas, “no podemos ni queremos renunciar a nuestras maneras gallegas. Aquí es donde nacimos y donde aprendimos a lidiar con el mundo. Una tierra donde no se baja ni se sube, no se responde a impertinencias, donde la lluvia es arte y se cantan alalás. Desde estos sólidos pilares nos presentamos ante el mundo y nos sentimos solidarios con el resto de los pueblos sacudidos por la misma opresión e injusticia. Desde Galicia al universo”.

Nos encontramos con amores tormentosos marcados por la fatalidad, como el de Lito heredero de los Ouvellas y Carmela hija de los de Miramar –“Romeo y Julieta”-; con amores bañados en alcohol –“Almas perdidas”- y con oficiales que trafican con coca en el Juan Sebastián Elcano –“Juan Sebastián”-.

En “El corrido de Don Pedro” se acercan a los narcocorridos con una ambientación gallega, contando, a su manera, esa realidad que recoge el libro de Nacho Carretero “Fariña” (Libros del KO, 2015)…“Bajo la luna de julio / en una noche bien clara / muere en medio de la ría / Pedrito a manos de sus diablos / ya su padre en el pasado hacía la ruta del tabaco / desde la ría de Arousa / hasta la raya de abajo… Le conocían como Don Pedro, como Don Pedro Diablo / no acepto los nuevos tiempos / no quiso andar con colombianos / su hijo decidió el futuro / cuatro tiros y a boca jarro / mucho le costó a Pedrito / tener que acabar con su padre / pero en los negocios de la ría / ni se deja ni se sale”.

Rosy, la Reina de la Coca” recuerda melódicamente en su inicio al clásico “El Rey” (compuesta por José Alfredo Jiménez). En ella la coca es la protagonista, nos cuentan la historia de Rosy, nacida en el barrio vigués de Teis, quien se labra su futuro con un rifle prestado… “Rosy, reina de la coca gané el título a pura roca / Rosy, reina de la coca / nadie me calla la boca / que no digan que estoy loca / paciencia tengo muy poca”.

También recurren a la mitología popular gallega –“Santa Compaña”- y a clásicos rancheros como “Volver, volver” (compuesta por Fernando Zenaido Maldonado Rivera y popularizada por Vicente Fernández).

Compartir

Otros Discos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies