portada del disco Child / Requiem for a Soul

Nos encontramos ante un pequeño tesoro desconocido para los más jóvenes debido a que nunca fue reeditado en CD. No obstante, este single es probablemente la cumbre de la discografía de Canarios. El disco quedó grabado en el verano de 1968, pocos días antes de que Teddy Bautista partiese para la mili y abandonase durante quince meses el grupo contra su voluntad.

El disco tuvo una edición lujosa con dos caras A. La carátula era completamente blanca con una pequeña foto de un niño negro por una cara ("Child") y completamente negra con la silueta en blanco de Ottis Reding por la otra cara ("Requiem for a soul"). Como objeto resultaba bien elegante y su fecha de publicación lo hacía un idóneo regalo de Navidad.

Si el envoltorio era lujoso, el contenido no se quedaba atrás. En los arreglos de ambos temas no se escatimaron medios: sección de cuerda, coros y los mejores medios de grabación de la época, lo que se nota al escucharlo, a pesar de que ha sido obtenido a partir de un vinilo de 45 rpm, único soporte en el que estas canciones han sido publicadas en España.

El disco resultó un éxito de ventas y anduvo cerca de revivir el reciente bombazo de "Get on your knees". Estuvo un montón de semanas entre los diez singles más vendidos, aunque en ningún momento llegó al nº1 de las listas.

"Child" comienza con un pegadizo riff de viento que oiremos varias veces a lo largo de una canción estupendamente cantada por un Teddy entristecido arropado por profusión de cuerdas y coros. Una bella melodía y un tema de producción muy trabajada. Una auténtica delicia que espero disfrutes.

En varias entrevistas Teddy Bautista ha dicho que su cantante preferido es Ottis Reding, y a él está dedicada este "Requiem for a soul" -este cantante norteamericano falleció en 1968 en un accidente de aviación-. Es un tema íntimo que comienza con una marcha fúnebre seguida de la voz envuelta en una cuerda suave y un viento que empuja al tema, restándole lentitud a su desarrollo. La voz del cantante nunca sonó tan negra como en este réquiem.

Compartir

1 2

Otros Discos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *