portada del disco Ceremonia

"Fiesta" (Elefant, 2011) se presentaba como un álbum continuista dentro de la carrera de La Bien Querida. Tenía grandes aciertos como "Hoy" o "Queridos tamarindos", pero en general seguía la línea marcada por su LP de debut "Romancero" (Elefant, 2009). Ana tampoco acabó muy contenta con el resultado de su segundo álbum y, según declaraba a Codec Magazine, en "el 'Fiesta' se nos fue un poco la mano con los arreglos tan diferentes y dispersos entre unas y otras canciones. Este disco es mucho más cerrado", por lo que en este "Ceremonia" (Elefant, 2012) decide dar un giro al sonido que hasta entonces había caracterizado al grupo, más orientado al indie pop, para lanzarse a los brazos del krautrock y el tecno-pop de grupos como Ultravox y, sobre todo, New Order.

De una canción de los mancunianos toma el nombre el disco. Sí, es cierto, "Ceremony" es un tema original de Joy Division pero no es menos cierto que dicho tema fue el primer single que lanzó al mercado New Order. Pero el homenaje -o al menos así quiero verlo- no acaba aquí, ya que algunos arreglos de los temas recuerdan (fusilan en algún caso) al grupo británico, como en la trepidante y bailable "A veces ni eso" o "Los picos de Europa", mientras que en "Más fuerte que tú" el grupo se acerca más a los londinenses Ultravox.

En el resto del álbum predominan los sonidos más cercanos al krautrock bastante marciales, en el caso de ese abrumador final que es "Mil veces" o en la irresistible "Arenas movedizas" con la que Ana abre el disco. Mientras que en "Hechicera" y "Aurora" lo entremezcla con unos aires flamencos que tienen un deje bastante planetario. La inclusión de estas bases electrónicas es gracias a David Rodríguez (Beef, Telefilme, Bach Is Dead, La Estrella de David), cuyo rol dentro de La Bien Querida ha crecido en importancia debido a que está cada vez más involucrado en el proyecto.

Si bien las letras de Ana siguen por los mismos derroteros que en sus anteriores trabajos -las relaciones personales es un tema bastante universal no nos llevemos a engaño- que van desde las inseguridades de la pareja ("Lo que me pasa es que no siento si no sientes / No quiero si no quieres / Y nunca lo diré, si tú no lo dices primero" canta en "Luna nueva", o "Pregúntame lo que quieras / No tengo nada que decir / Ni tengo las respuestas / Que tú esperas oír" en "Mil veces") al dolor y la rabia interior post-ruptura sentimental como en "Los picos de Europa" ("Quiero recuperar el equilibrio / Y dejar esa manía de esperar / Que si la pena matara ya me hubiera muerto yo / Pero sigo viva y quiero estar mejor") o "Arenas movedizas" ("Con lo que yo sé de ti / Podría hacerte sufrir / Pero me estoy callando / El infierno que viví"), es cierto que en este álbum parece que música y lírica van más unidos que nunca.

En definitiva, este "Ceremonia" es un álbum arriesgado, pero del que Ana sale vencedora entregando el que es hasta la fecha su mejor trabajo. Sin ser la obra definitiva de La Bien Querida -o eso esperamos- nos deja unos cuantos hits arrolladores junto a una buena colección de canciones directas, entretenidas y hasta bailables.

Compartir

Otros Discos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies