portada del disco Carolina Girl

El buen comportamiento comercial de “Oh Daddy, Oh Mama” (Novola, 1973) propicia un buen año en el que el grupo comienza a creer en sus posibilidades. Zebra sin salirse de sus parámetros pop rock, se muestra ahora mucho más acústico con una “Carolina girl”, con reminiscencias de rock sureño en la instrumentación y una melodía que bien podría haber sido creada por Paul Simon el cantante regresando a la lengua de Shakespeare.

La cara B camina por los mismos derroteros de la balada acústica cantada a varias voces, cosa que favorece el sonido de un grupo que carece de un buen cantante. Un delicioso tema cargado de melancolía y suavidad en sus formas, que acaba de marcar la deriva hacia el folk rock de un grupo que había comenzado bebiendo en las fuentes del rock más aguerrido.

Compartir

Otros Discos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies