no gain without pain essay pay for cheap best essay on hillary clinton outline resume sample narrative writing essay outline mtel sample essays order science essays persuasive essay dictatorship net developer resume example
portada del disco Canciones de Lustre

El servicio militar de su cantante, guitarrista y principal compositor, Ricardo Chirinos, provocaría un parón en la carrera de los Pistones que, al final, se extendería hasta durar tres años. Por el camino, además, quedan reconvertidos en trío tras abandonar la formación su batería.

Los tres miembros restantes, Ambite, Chirinos y Frank López, entran por fin al estudio para grabar el que sería su segundo LP y para ello escogerán de nuevo como productor a Ariel Rot, con quien tan buenos resultados, artísticos y comerciales, habían obtenido en su anterior larga duración. Entra, además, el ex-compañero de Ariel Rot en Tequila, Julián Infante, como colaborador en las baquetas.

La producción cuenta con más medios, y es más rica, incorporando guitarras españolas y acústicas, arreglos de viento y piano, y multitud de detalles, pero la ausencia en esta ocasión de Peter McNamee se traduce en un sonido menos nítido, con menos pegada que el conseguido en su anterior largo. El pop rock energético deja paso a un disco más variado, más americano, incluso con ecos de música fronteriza en canciones como “Cantina blue” o “La ley de prisión”. Sin embargo, da la sensación de quedarse a medio camino, en tierra de nadie, sin terminar de definir un sonido, que parece ganar algo en cuanto a las melodías, al tiempo que pierde fuerza y contundencia guitarrera, así como brillantez en los estribillos.

De cualquier forma, además de las ya citadas, cuenta también con canciones muy apreciables,de pop clásico marca de la casa, como “En una racha de viento”, “El clan”, o “Palos de Ciego”, o baladas como “¿Quién te ha dicho que tendrás otra ocasión?”, con Ariel Rot al piano, a pesar de que el nivel medio es inferior y tiene alguna canción de las que podríamos denominar “de relleno”.

Con todo, la estrella del disco es una maravilla, “Qué el sol te dé”, un precioso medio tiempo que lo tiene todo para convertirse en un hit, de esos capaces de levantar del sillón a comprar el disco a cualquiera que lo escuche… pero muy poca gente lo escuchó. Fue incomprensiblemente desaprovechado por la desidia de la compañía, que hizo un trabajo de promoción muy escaso y deficiente, lo que se tradujo en que el disco pasara sin pena ni gloria, con el consiguiente enfado de los Pistones que, desilusionados, abandonarían la discográfica.

Compartir

1 2

Otros Discos

Comentarios

foto del usuario José Florido Colorado
José Florido Colorado
23 noviembre, 2010 at 21:14

Este disco es para mí una joya, muy muy, especial.
El disco tiene una atmósfera muy especial y no solo estoy refiriendome a los textos sino a la música. Pero ya en la época (me lo compré nada más salir), me dije que estaban arriesgando mucho, con todo y con eso, el single «Que el sol te dé´´, podía haber sido un éxito.
Ahora da igual que este disco no vendiera ya que es muy bueno, pero imagino la decepción del grupo en la época. Que daño le hizo la mili a Ricardo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies