portada del disco Camino Soria

Han pasado muchos años desde que debutaran esos chavales con sus camisas negras, su actitud chulapona y en ocasiones soberbia. Han sobrevivido a las castañuelas, al rock torero y ya han conocido la popularidad. Es en estas circunstancias, con dos o tres cosas ya aprendidas, cuando fichan por EMI.

Todos expectantes al lanzamiento del disco, todos esperando un saco de hits comerciales en la línea de “Al calor del amor en un bar”... y van y sacan “Camino Soria” (EMI, 1987), probablemente el mejor disco pop de la historia de España. El disco es en cierta medida conceptual; una inmersión y un homenaje al recio carácter castellano. Una historia que comienza con una declaración de amor a pesar de la distancia. "Pecados más dulces que un zapato de raso", coescrita por Urrutia y Eduardo Haro-Ibars está subtitulada como “Carta a Nieves”. El amor al fin se acerca, y demasiado, en una canción con aroma a rock clásico de los 50: “Suite nupcial”.

Pero las alegrías no duran mucho, “La fuerza de la costumbre” pone los puntos sobre las ies. Las primeras dificultades en la relación hombre-mujer se toman un descanso con el panegírico bailable dedicado al anterior saxofonista del grupo, Ulises Montero, fallecido un año antes a causa de una sobredosis.

Regresa la temática sentimental (el amor es el hilo conductor de “Camino Soria”) con “Como un pez”. Las cosas se ponen feas, la mala suerte o simplemente el destino es la recompensa del riesgo en este amor. Una vez solo ya sólo te puede acompañar “La sangre de tu tristeza”, la canción más melancólica de un disco melancólico, cargada de una gran belleza. Al popular single le sigue “Saravá”, donde se nos descubre la naturaleza del objeto amado, la cruel y bella Saravá. Tan solo un “Rugido de tigre” podría calmar el dolor del amante abandonado.

No quedaban muchas soluciones, pero a Jaime Urrutia se le ocurrió una: hacer las maletas (la magnífica imagen de la contraportada del austero disco, realizada por Alberto García-Alix) y huir a la meseta castellana. El protagonista se recupera de sus heridas de amor en “Camino Soria”. La canción con una letra inmejorable, una melodía insuperable (con la ayuda de la sección de vientos y los teclados de Esteban Hirschfeld) y un estribillo que nunca dejará de ser tatareado. ¿La mejor canción de la historia de España?

Compartir

1 2 3

Otros Discos

Comentarios

foto del usuario PVC
PVC
5 julio, 2010 at 20:48

que bueno!!! que bueno es todo este disco!!!!!!
Camino Soria es de las “canciones de mi vida” … me ha encantado recuperarla!!!

foto del usuario Don Dan
Don Dan
5 julio, 2011 at 00:51

Muy bueno si que es pero tanto como el mejor de la historia del pop….como disco pop yo pondría antes quiza Descanso dominical de mecano o enemigos de lo Ajeno de El ultimo… o la canción de juan perro de radiofutura(como puedes ver todo discos de los 80) Lo que esta claro esque es el mejor de GC…los de la rolling stone se equivocaron quizá(o tenian dudas) al poner Cuatro rosas como el mejor de la banda….siendo tan corto y estando este otro….y La canción tampoco es la mejor de la historia del pop, para mi es mejor la siempre en tradición Mediterraneo de Serrat. A parte de eso creo que este es uno de las pocas criticas de esta pagina con la que me siento identificado. y con la que no necesito ponerme tanto a la defensiva. Ahora si no te importa Voy camino a la cama hasta el día del juicio final y dejar de ser un pobre desgraciao.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies