portada del disco Camino del Águila

El LP toma el nombre del paraje donde se encontraba, y se encuentra, asentada la casa de campo en la que convivieron durante más de dos años los músicos de Imán Califato Independiente con sus parejas, los hijos que fueron llegando y algún amigo. “Camino del Águila” (CBS, 1980) nos presenta una propuesta menos revolucionaria que su trabajo anterior. Aquí escuchamos una música progresiva bien realizada, parecida a la que algún año antes habían hecho gente como Iceberg, por ejemplo. Los temas cuentan con solos más o menos improvisados, pero guardan una línea melódica principal perfectamente reconocible y una estructura fijada de antemano. Eso les confiere un aire más pulido, pero bastante menos original. También los elementos de la fusión sonora han variado, encontrando aquí referencias a sones sudamericanos y árabes y desapareciendo casi por completo los ambientes jazzísticos.

“La marcha de los enanitos” es el tema que abre el disco con claras melodías de corte arábigo y un notable papel de la guitarra que en este disco desplaza un tanto a los teclados como instrumento principal del grupo. Lo mejor del tema son sin duda los solos de guitarra y el remarcable papel del bajo de Urbano Moraes, que maneja su instrumento a un tiempo en labores rítmicas y melódicas. Un tema bien construido. “Maluquinha” es un tema en el que brilla la samba y otros ritmos barsileños en los que el nuevo bajista de la formación se mueve como pez en el agua. El grupo logra una brillante fusión de elementos tópicamente sudamericanos con toques progresivos. Atención a la guitarra. No estás escuchando a Carlos Santana sino a Manolito Rodríguez.

Al igual que en el álbum de debut la parte más breve es la que cierra el disco, se trata de un tema cantado, “Niños”, en el que todo resulta premeditadamente infantil. Un principio de piano acústico y guitarra española jugando en un parque da pie al cantante a desarrollar un tema que bien podría estar firmado por Solera, interrumpido por un sencillo solo de teclado que imita el sonido de la flauta dulce escolar. Se trata de un tema eminentemente melódico alejado del estilo habitual del grupo que fue también publicado como cara A del último sencillo editado por el grupo.

El tema que da título al LP es una sólida muestra de rock progresivo con un pulso rítmico intenso y largos discursos guitarrísticos en los que queda patente la procedencia andaluza del intérprete.

Muchos años después, en 2006, el sello Rama Lama puso a la venta un doble CD en el que se recogían los dos LP que había dejado grabado el grupo antes de su disolución.

Compartir

Otros Discos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies