portada del disco Arquitectura del Aire en la Calle

Nuestros garrapateros favoritos se enfrentaban a un difícil reto en su segundo disco: lidiar con las expectativas estratosféricas que había generado su debut. De algún modo, “Arquitectura del Aire en la Calle” (Virgin, 2003) estaba abocado a ser una decepción, aunque sólo fuera por ese principio irrefutable de la física cuántica del que todos hemos oído hablar: es imposible mejorar lo inmejorable.

El caso es que cuando suenan los primeros acordes de “Los Delinqüentes y la Banda del Ratón” uno empieza a creer en los milagros. Nos encontramos de repente ante un pasodoble chirigotero interpretado por un grupo de beodos con aire de banda callejera que por momentos recuerda a la eufórica “Rainy day women #12 & 35" de "Blonde on Blonde" (Columbia, 1966), aquí Bob Dylan, aquí unos amigos jerezanos. Desde luego, estos tipos saben cómo abrir un disco. Estamos todavía frotándonos los ojos cuando llega “La niña de la palmera”, y es en ese momento cuando constatamos con regocijo que no han perdido los planos para construir rumbas redondas. Después Marcos asume el papel de cantante del grupo en “Caminito del almendro”, otra rumba intachable, otro estribillo triunfador. A estas alturas del disco ya somos creyentes convencidos, apostólicos, practicantes y lo que haga falta.

“Poeta encadenado” es una sombría canción por bulerías, un registro hasta ahora desconocido en ellos. Inquieta un poco la aparición de la palabra “poeta” en un tema del Migue, sobre todo cuando viene referida a él mismo. Es un término demasiado “guapeao”, algo que no tiene nada que ver con lo que más nos gusta de él. Por lo demás, se trata de una canción emocionante.

La versión de “La ragazza del elevatore”, del gran Silvio, es demasiado fiel al original, no aporta nada nuevo. Y es una pena, porque se podrían haber hecho cosas muy sabrosas con tan mítico tema. “Medicina y mucho ruido” es un previsible número “rockero y funkylón”, aunque “La madriguera” es una bellísima canción de amor (quién lo hubiera imaginado) y en “El telescopio cósmico” vuelven a rumbear a doscientos por hora. “Amor plutónico” es uno de los temas más destacados del disco, un rock por bulerías con una letra muy divertida. “Nuestro amor no puede ser / tú eres de Plutón / yo soy de Jerez”.

“Joaquín Carachapa y la pequeña nube” es pura psicodelia garrapatera y en “Gato callejero” destapan el tarro de las esencias y nos regalan un festival de guitarras epilépticas que no desentonaría en “Veneno” (CBS, 1977). Por último, “El rey del regaliz”, gitanísimo cierre con otra letra sin desperdicio.

En definitiva, un disco notable, con algunos momentos sobresalientes, pero que, como era de esperar, no juega en la misma liga que el anterior.

Compartir

Otros Discos

Comentarios

foto del usuario Gonzalo Cocaño Álvarez
Gonzalo Cocaño Álvarez
6 octubre, 2009 at 11:57

(“A estas alturas del disco ya somos creyentes convencidos, apostólicos, practicantes y lo que haga falta”)
(“nos regalan un festival de guitarras epilépticas que no desentonaría en “Veneno” (CBS, 1977)”)
(“En definitiva, un disco notable, con algunos momentos sobresalientes”)
ENTONCES EL OTRO QUE ERA, EL “SGT. PEPPERS”?? EN QUE LIGA JUEGAN SUS DISCOS OIGA??

foto del usuario Alejandro López
Alejandro López
6 octubre, 2009 at 19:37

No sé qué pretende demostrar yuxtaponiendo esos trocitos de crítica. Seguramente para usted el primer disco fuera equiparable al Sgt. Peppers y este al Revolver, no le veo ninguna capacidad de crítica para con este grupo. Es usted un fan, lo cual me parece bien, pero permítame que yo considere que este es un buen disco al que sin embargo le falta ese punto indefinible que hace especial al primero.

foto del usuario Gonzalo Cocaño Álvarez
Gonzalo Cocaño Álvarez
7 octubre, 2009 at 10:36

no me esta contestando a la pregunta, debo deducir que usted tampoco tiene ninguna capacidad de critica. lo que pretendo es decirle que si usted halaga como lo hace (le pongo pruebas en el primer comentario) y AUN ASI usted dice que no juega en la misma liga que el anterior, repito ¿EN QUE LIGA JUEGA EL ANTERIOR? porque o una de dos, o se pasa usted halagando este disco, o es que no hay esa distancia de años luz que indica con la metáfora de las ligas. Usted verá

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies