portada del disco Aquí Estoy de Nuevo

Nos encontramos, en este disco, con el eslabón perdido. La transición de Los Coyotes más rockers, con una de sus mejores canciones: la canción, que en principio, parece el rockabilly más puro y más limpio, menos ruidoso, que han hecho, pero que, de repente, por sorpresa, empieza a convertirse en una rumba: el famoso rumbabilly que, años después, practicarían grupos como Hot Pants o, sobre todo, Mano Negra, los grupos de Manu Chao.

Le acompaña la auténtica declaración de principios: una estampida de bisontes rumberos y tribales, sobre el ritmo rythm and blues modelo Bo Diddley y, sobre él, una voz que nos va recordando los distintos paises latinos: "300 kilos, de pueblos latinos, todos pueblos hermanos, todos sudamericanos".

Después de esto, ya nada en la música de Los Coyotes volvió a ser igual. Ni parecido. Un disco algo escondido, pero esencial en la historia del pop-rock en España.

Compartir

1 2

Otros Discos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies