portada del disco Aquí Está el Güisky, Cheli

La edición de este LP estaba prevista como parte del lanzamiento de Desmadre, pero el exitazo de su primer sencillo aceleró el lanzamiento. Como no podía ser de otro modo, “Saca el güisky, cheli” es el primer corte. En la segunda pista nos tropezamos con Caperucito, un chavalín que va a visitar a su abuelita enferma y se tropieza con una loba con la que, naturalmente, acaba casándose. La historia no tiene mucha gracia, pero los arreglos con una guitarra imitando el sonido del banjo y unas voces de lo más country salvan mal que bien este tema, que más tarde encabezaría un single. Hoy sería de lo más xenofobo, pero en 1975 tomarse a pitorreo a los árabes era de lo más correcto. Los del Desmadre nos cuentan entre sonidos supuestamente orientales la triste historia de “Mohamed”, moro, cornudo y desvalijado que acaba yéndose por Alá o por Alí. Con “La chorba del Jacinto” nos dan una cucharada de roz rurá a ritmo de chunda chunda. La letra glosa los encantos carnales de la moza que embelesa a los amigos del tal Jacinto. “Escancie su excelencia una copita de anís” es la música de “Saca el gúisky, cheli” con letra finolis. Cuenta la misma historia literal, pero transformada en elegancia desmedida. El contundente estribillo se convierte aquí en “escancie su excelencia una copita de anís. Bailemos con sutileza. Ponga en la gramola una sonata de Liszt, de indiscutible belleza”.

La cara B viene precedida de una introducción pianística para romper en una serie de temas a ritmo de rock entre las que destaca “Rock demasiado” en la que ajustan las cuentas a los músicos clásicos entre amenazas y exabruptos que concluyen con su “largo de aquí, mal enrollaos” cantado a voz en grito y desorden sonoro por doquier. “Lo que yo te diga, Cuqui” es un tema formalmente de pop veraniego e informalmente la historia de un acalorado ligón en Benidorm. A destacar el solo de flauta de Seju en la línea de Ian Anderson. Cierra el disco el ya conocido “Tengo una pena” que en el contexto del single nos había parecido una correcta cara B sin más, pero que oído este LP nos parece una canción más que remarcable y es que, salvo los dos temas ya publicados a 45 rpm, el resto es en líneas generales flojete y escaso de ocurrencia, aunque algún breve destello puede salvarse.

 

Compartir

Otros Discos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies