portada del disco Apelón

Comparto en este disco con vosotros algunas canciones fraguadas al calor de la lumbre, pequeñas chispas salidas de mi corazón, cuyo misterioso propósito sea, quizás, llevar al vuestro algo de esa calidez en la que fueron creadas”, así presenta Roger de Flor esta colección de canciones. Diez nuevas composiciones al calor del fuego y el vino, más la adaptación del poema de William Blake, “Spring”, primera de las musicalizaciones del poemario de Blake, proyecto en el que Roger está trabajando y que aquí ofrece como adelanto.

Un trabajo grabado con Víctor Gacio, masterizado en los estudios Bajo Cero, que cuenta con la participación de gran cantidad de músicos, entre ellos su hermana Amparo Arias –aporta voz en “Estoupará” y coros en “Spring”-, Cabe García (guitarras, banjo), Sergio Galego (batería), Álvaro Lamas (steel guitar en “Libre al fin” y “Ferrol Vello”), Fran Rey (teclados) y al líder de Los Caramelos, Charlie Mysterio (guitarra eléctrica en “Canzone per Giulia” y “Marta”).

Nos encontramos con mucho intimismo y al mismo tiempo, mucho aperturismo, de hecho Roger presenta composiciones en gallego, castellano, inglés e incluso italiano. El título del disco es un homenaje a una calle de Mugardos, en la que el músico vivió durante más de un año y en la que compuso la mayor parte de las canciones del disco, al abrigo de una lareira (chimenea).

Las canciones de Roger continúan creciendo, moviéndose con soltura entre el pop, el swing y el folk. Canciones como “Estoupará” lo confirman… “Sei que un día chegarás / sei que un dái chegarás / como chegan os raios do sol ao mencer / para pousarse de novo na túa pel / chegarás, sei que o farás, a min”. Melodías clásicas llenas de calidez.

También debemos destacar “Ferrol Vello”, su adaptación al gallego de la célebre “Dirty old town”, de Ewan MacColl. Ferrol Vello es el barrio portuario de Ferrol, hoy en día, muchas de sus calles se encuentran en un lamentable estado de abandono. Un corte tabernero y portuario ejecutado con cariño y devoción… “Tiven un amor / e aínda lembro / nos bares do porto / perdendo o tempo / pasaron os anos / sentímolo medo / en Ferrol Vello”.

Nos encontramos con swing cargado de melancolía: “Aquí y ahora”, uno de los mejores cortes del disco. Amores del pasado que te asaltan en el presente –“y ésta es la canción que nunca te hice / lo siento, amor, pero antes no quiso salir”. “Brindo” mantiene esquemas, esta vez con cierta cadencia porteña. Hay momentos de luminosidad acústica –“Marta”- y de pop clásico salpicado de tristeza –“Perdido en la calle”-.

Posiblemente estemos ante el trabajo más completo de Roger de Flor.

 

Compartir

Otros Discos

Add Comment Register



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *