portada del disco Andrés do Barro

En el ocaso de su carrera, estamos en el año 1975, salen al mercado dos recopilatorios de canciones antiguas e inéditas de Andrés. Ambos llevan por título el nombre del cantante ferrolano. Este es el primero de ellos, editado por Belter. En este, nos encontramos con gran cantidad de temas que no habían sido publicados.

Temas como “Por eso amor”, una canción de amor con una gran fuerza y una gran sensibilidad. La producción es buena, con coros suaves y la instrumentación por debajo de la voz de Andrés. ¿Y muchos críticos decían que no tenía voz? Transmite más emociones un descarte de Andrés que la mitad de los solistas de la época… “Quisiera hacer de mi vida una canción de amor y esperanza”. “Miña María” tiene un desarrollo muy de la época, guitarras eléctricas con riffs con cadencia entre lo psicodélico y lo progresivo –se percibían en aquellos tiempos como un síntoma de modernidad pero lo cierto es que han envejecido muy mal- y coros “parapapapaparapapa”.

Que máis da” es un canto a intentar hacer un mundo mejor y “Como o meu corazón é” una aproximación a la bossa nova que trae suavidad y tropicalismo. “Namoreime no Ferrol” es lo más destacado del disco y una de las grandes composiciones de Andrés a lo largo de su carrera. El ejemplo de que la sencillez es la mejor manera para ablandar corazones y poner un nudo en el estómago. “Deitado na area” aparece en la carpeta del disco con el título en gallego y en la SGAE está registrada también en gallego, pero está cantada en castellano. Se trata de una composición que dice mucho más de lo que parece. Andrés pide que lo dejen en paz, quiere huir de la gente, refugiarse en el bosque y en el mar, los lugares que realmente fueron sus escondites. “Yo busco un camino, guiadme Señor” canta/ ruega Andrés. De nuevo connotaciones religiosas.

Noite de queimada” está cantada sobre la arena, con una guitarra acústica. Frente a una hoguera se prepara la queimada. Se invocan “Mouchos, coruxas, sapos e bruxas /demos, trasgos e diaños, espritos das nevoadas veigas…” y un coro ameniza la velada. “Onde vas Xosé” vuelve a ocurrir lo mismo que con “Deitado na area”, está cantada en castellano pese a su título. Easy listening profundamente instrumental.

Compartir

1 2

Otros Discos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies