portada del disco Alberto Montero

En el siglo XXI el tiempo, aunque no lo parezca, pasa exactamente igual que en el siglo XX. Un segundo sigue siendo un segundo, y un minuto sigue teniendo sesenta segundos. Pero a pesar de todo esto, en estos inicios de milenio, lo que ayer estaba de moda hoy está desfasado y lo que hoy está arriba le quedan horas para pasar a la cubeta de saldos.

En estos tiempos en los que pararse a escuchar un disco unas cuantas veces parece utopía, aquí nos encontramos con un álbum que nos pide urgentemente más atención de lo normal. Y no es que sea de difícil escucha, que va, todo lo contrario. Pero para poder apreciar todos los matices que nos presenta aquí Alberto Montero es necesario tranquilidad y sosiego. Con todo esto, amén de su limitada distribución, esta grabación tiene todas las papeletas para pasar inadvertido ya no al público en general, sino hasta al oyente inquieto.

Grabado en los estudios murcianos Michel contó a los mandos con el ingeniero Eugenio García y de productor Juan Pedro Parras, jefe del sello Greyhead. Durante su grabación también colaboraron Ricardo Cortés al cello y Josele Castelló a la flauta. Y aprovechando que al mismo tiempo se grababa "Negro" (Greyhead, 2008), se incorporan a la grabación el bajista Fernando Junquera, alias Negro, y el batería Marcos Junquera, componentes ambos de Balano, Salchicha, Estrategia lo Capto! y Orquesta del Caballo Ganador.

El álbum da comienzo y oímos unos gorjeos, "A fresh breeze from the sea, love nest for you and me, and I don't like living on my own", canta Alberto. Y esto es sólo el primer aviso. Su voz cuando canta recuerda a un cantante inglés, su música entronca el folk con los sonidos cálidos y psicodélicos de la costa oeste estadounidense. No es baladí en estos momentos decir el nombre de Love, y es que el espíritu de Arthur Lee sobrevuela en toda la grabación como por ejemplo en temas como los maravillosos "Diving" o "Alejandra".

Seguramente a cada oyente le pillara por sorpresa algún que otro tema. Para el que escribe estas palabras el tema que le tiene atrapado es "I don’t know enough". De una sinceridad abrumadora, este tema es un ejemplo de la franqueza de unas letras bien cuidadas. No es el único por supuesto. También merecen distinción "Moonlight", desde ya una de mis canciones de amor favoritas, o la animosa "The horizon".

El disco "Alberto Montero" (Greyhead, 2008), como todos los del sello Greyhead, salió a la venta en vinilo; este en concreto con una tirada limitada a quinientas copias.

Compartir

Otros Discos

Comentarios

foto del usuario athinna
athinna
9 mayo, 2011 at 23:40

Gratamente sorprendida!

foto del usuario Juan Pedro Parras Jarque
Juan Pedro Parras Jarque
5 julio, 2011 at 22:38

El segundo mejor…

Add Comment Register



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *