portada del disco Agricultura Livre

Emilio José irrumpió en escena con un disco para el recuerdo: “Chorando Apréndese” (Foehn, 2009). No fue un disco debut al uso, ni su recibimiento tampoco. Se trata de un disco doble que recibió elogios de prensa y público, y colocó el disco en las primeras posiciones de las listas de discos nacionales del año.

El caso es que el tiempo pasaba y no sabíamos nada de Emilio. El silencio se rompe seis años después con su continuación: “Agricultura Livre” (Foehn, 2015), de nuevo editada por Foehn.

Estamos ante un trabajo monumental: 3 cd’s, 52 canciones… casi cuatro horas de música. Lo curioso es que la idea inicial de Emilio era un disco de media hora de duración y siete canciones, pero como él mismo dice, son las canciones las que se hacen a sí mismas y ellas son las que deciden su duración. El mundo siguió rodando durante todos estos años y Emilio continuó grabando, con la misma filosofía y los mismos esquemas de siempre: lo-fi, letras en gallego, autogestión de recursos, grabaciones caseras, variedad estilística con un patrón común (bossa, jazz, tropicalismo, rock, pop, hip hop) y mucha personalidad.

En esta ocasión ganan protagonismo los instrumentos orgánicos frente al predominio de las bases MIDI de su anterior entrega. A nivel conceptual, puede parecer que Emilio realiza una reivindicación de la vida en el campo, del entorno rural, y en cierto modo es así, pero con matices. Emilio considera que tanto el campo y la agricultura como la ciudad tienen un marco común: el capitalismo; pero “el rural es un espacio en el que se aprecian mucho más las inestabilidades de la vida moderna”… “el campo está al mismo tiempo tan al borde de desaparecer engullido por el capitalismo como al borde de acabar con el capitalismo (esto de un modo metafórico y local, por supuesto, o sea que no “acabaría” con el capitalismo, sino más bien se “sacudiría” el capitalismo”) porque, en fin, mientras no se hacen calles, el campo es un espacio grande, variado y difícil de controlar” comenta Emilio a Lidia Noguerol en la web blisstopic.com. Todo ello lo expone en cortes como “Manual de luta campesina”, “Jovens agricultores” o “Capitalismo verde”.

Hoje - tu e eu” trae ecos melancólicos a base folk de montaña ourensana y bossa a la orilla del Miño. Amor al margen de todo, amor rural. Costumbrismo que recuerda a Andrés do Barro y ese concepto espiritual y vital puesto de manifiesto en “O tren”, ese “voltarei coa miña moza ao meu lar”.

La política continúa muy presente en sus composiciones. En “Coalición Galega” habla del centralismo en España, y en Galicia –“Galicia son Coruña e Pontevedra”-. En el campo hay de todo para sobrevivir, al margen de estados y políticos. De ese centralismo y de los odios entre comunidades habla en “Horizonte español”… “Se eu fose do PP, ti serías de Podemos / cruzaríamos xuntiños os dinteis do Parlamento / discutindo moito serios / os problemas máis modernos / asediando a liberdade / cada un como sabemos / Se eu fose catalán / ti serías madrileños / odiaríamos aos vascos que en xeral teñen máis cartos”. Al final llega a la conclusión: “e se fose español / cual sería a diferencia? Espanhol ou ourensiano sempre estou na mesma merda / respectando máis ou menos os feriados e os domingos / dependendo do que ordenen consello de ministros… como cando estaba Fraga”.

En “Xero (cocaína)” habla de la inoperancia e inutilidad de los políticos en clave hip hop, de sus trapicheos bajo el sol. Ante la pasividad de los ciudadanos solo queda la acción directa: “prefiro una morte violenta a ser asesinado lentamente no meu sofá”. También tiene unas palabras para la nueva izquierda –“Nova esquerda caducifólia”- y hay lugar para tratar el terrorismo -“ETA non matou tanta xente coma España”, “Un estado que non mata é un estado que non vive / eu non sou español porque quero ser libre” canta en “Sepé Tiaraju”, su “Maldito país” (Eskorbuto) particular-. Más punk que el punk.

Emilio José reniega del estado en todo momento y trata las incoherencias gallego-español: “a mellor lei a que non existe / non hai lei non hai caos / o caos é tamén una lei / a lei do estado non é a lei verdadeira / a lei verdadeira non está escrita / a lei do estado é a policía” canta en “ALOHAnet”. Una de las composiciones más intensas del disco en la que le vienen crudas a Rajoy –“A vida para Rajoy é sentarse a ler o Marca / prender a televisao ver o Real Madrid-Barça / non sabe escriber / non entende a súa letra / e non ten un puto libro, non ten una puta idea / cuando ele dice que trouxo a luz a Pontevedra / eu vexo que tu non tes luz no teu cerebro / non falas inglés, non falas francés, non falas portugués, joder, tu nen sequer falas galego / a min dame igual, sinceramente / tu podes facer o que queiras coa túa vida…”.

Pero como no todo va a ser política, también se ocupa de criticar internet y las redes sociales –“WhatsApp”-, tratando el simulacro que trae consigo el superávit de realidad que parece ofrecer.

Nos encontramos con pasajes luminosos y vibrantes –“Asiatische produktionsweise”, “AGE/Podemos”-, con tropicalismo low cost –“[Ryanair]”-, guitarras infectadas –“Tsunami”- y desnudez acústica –“Amoras pretas”-.

Estamos ante un trabajo inmenso. Ante un análisis de la realidad muy completo envuelto en tropicalismo, jazz y folk reposado que debe analizarse con tranquilidad y sosiego, pero también con seriedad. Un dulce envuelto en postmodernismo y crudeza.

Compartir

Otros Discos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies