portada del disco Adiós Tristeza

Cuando en septiembre de 1991 Los Secretos publican su primer disco de los 90, son ya una banda consagrada y ascendente y se toman con tranquilidad y como desean la grabación de cada álbum, que es por cierto lo que siempre habían querido. "Adiós Tristeza" (DRO, 1991) se constituye en prácticamente el álbum favorito de Álvaro, muy probablemente también debido a la asociación de recuerdos positivos que impregnan este trabajo en un momento tan bueno como el que estaban atravesando. La producción corre de nuevo a cargo de Joaquín Torres, del cual siempre han hablado maravillas y de lo mucho que aprendieron con él. Esa continuidad no sólo les asegura un buen disco sino también el éxito. El disco fue por tanto un momento dulce de Los Secretos, que renuevan base rítmica, con Iñaki Conejero al bajo y Paco Beneyto a la batería. De lo poco negativo que puede decirse es la decisión por parte de la compañía de escoger como portada oficial una que a Enrique no le satisfacía, con el consiguiente cabreo por parte de este.

Este nuevo trabajo continúa con calidad y sin sobresaltos lo ofrecido en el soberbio "La Calle del Olvido" (Twins, 1989), es decir el pop de bellas melodías y letras llenas a la vez de candor y melancolía que definen a Los Secretos. Twins se fusionó con DRO, constituyéndose en una gran compañía y siendo absorbida con muchos problemas, que no salpicaron a la banda, pues a la propia DRO le interesaba conservar intacto su éxito, a pesar del cambio de dirección tomado por la compañía. Asimismo, para la edición de "Adiós Tristeza" ya se ha publicado en CD todo el material de la formación de 1986 en adelante, aunque el formato LP aún tiene mucha fuerza en nuestro país, tan aficionado al vinilo.

El disco en sí es un buen disco, aunque adolece de la intensidad de "Continuará" (Twins, 1987) y "La Calle del Olvido", en detrimento de una uniformidad que lo beneficia como álbum. Las canciones ya están repartidas prácticamente a partes iguales entre Enrique y Álvaro, los cuales firman al alimón su primer single, "Y no amanece", cantada por el primero. Hay colaboraciones de lujo como la de Joaquín Sabina, que compone a medias con Enrique uno de los temas más celebrados del grupo, "Ojos de gata". Enrique vuelve a realizar versiones de temas favoritos, como la ranchera "Ya me olvidé de tí" o el tema "Frío" de Alarma!!!, donde militaba Manolo Tena, a punto de conseguir el éxito multitudinario en solitario. No obstante, las canciones reflexivas y melancólicas de Enrique dominan el trabajo: "Vagabundo", compuesta junto a Ramón Arroyo, "Te marcharás", "Buscando" o "Adios tristeza". Por su parte, Álvaro hace equipo con el compositor Manolo Tena facturando entre otras "Aprendiendo a soñar", un tema más optimista y esperanzador en general que los de Enrique. Con ellos se conforma un álbum muy recomendable y uno de los momentos más felices de la trayectoria del grupo.

Compartir

1 2 3

Otros Discos

Add Comment Register



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *