portada del disco ¡A Por Ellos! 2014

La vuelta de Decibelios a la actividad en 2014 se plasma inmediatamente con el sencillo que editó Malicia Records con las dos canciones grabadas en Cal Jaume en septiembre de ese año. El sello, filial de VomitoPunk Records para poder dar salida a material que no sea de los 80, ofrece a los catalanes el editar un vinilo que se vendería en las tres citas (Bilbao, Madrid y Barcelona) que tenía la banda en su gira de retorno "¡A por Ellos! 2014". Conscientes de que de alguna manera el disco se convierte entonces en algo así como la primera tarjeta de presentación a entregar en mano a los seguidores en esta resurrección, se completa todo con un libreto interior en el que participan Xavi Mercadé y Lucas Korneyá con las fotos de la banda en su primera aparición en público en la sala Monasterio de Barcelona en julio de 2014 y de promoción para la ocasión. Asimismo no desaprovechan la oportunidad para dejar una breve nota biográfica y un alegato sobre la posición del grupo en el 2014. La exclusividad del vinilo se redondea con un color pálido salpicado de lo que parecen gotas de sangre y la petición de que no se ponga ni en emisoras ni en digital hasta que terminaran los conciertos.

La formación con la que vuelven incluye, además de los hermanos Alférez a la sección rítmica y Fray al micrófono, a David Ocaña a la guitarra y una sección de vientos de saxo (Boris Porter), trombón (Xavi Boixader) y trompeta (Ray Marimón). Son estos últimos los que arropan, como novedad en esta revisión de más de veinte años después, a "Barna 92", la canción elegida para la cara A. Perteneciente a su "Vacaciones en el Prat" (DRO, 1986), era probablemente uno de los ejemplos más claros de la transición que experimentaba el grupo desde una versión combativa y orientada al Oi! de sus dos primeros discos a una vertiente mucho más suave. Algo de aquella fuerza conservaba el tema, pero los coros gamberros, el sentimiento de barrio y la ambientación de barra de bar con entrechocar de botellas incluso, le da un innegable carácter afectivo.

La voz de Fray ha cambiado con el paso del tiempo, alguno de los tiempos verbales cambian por lo atrás que queda ya el 1992, la guitarra de David suena más rockera que el tema original y, sobre todo, se han incluido los mencionados arreglos de vientos que convencieron a todos en el local. "Barna 92" remozada para el siglo XXI.

La que sí llevaba incluido el saxo de Boris cuando se grabó hace años fue el "Voca de Dios", aquí con el nombre ampliado que llegó a tener la canción en su momento. Y es que, incluida en su "Caldo de Pollo" (DRO, 1984), donde cerraba la primera cara, la canción vino a refrendar el paso del rock paleta y putrefacto de los primerísimos singles al ska. Desprovista aquí de toda la intro aquella del "¡Molinera!" y cánticos Oi! que traía en su momento, la banda ha preferido incluir la pretendida conversación, primero de Fray y Manolo, escuchando el villancico que dice haber traído el bajista al local. A partir de ahí viene ya el particular cántico navideño de los catalanes con un bajo potente marcando la tendencia jamaicana y una sección de vientos mucho más limpia y completa que entonces, casi orquestal.

El cachondeo que se respira en la grabación tiene mucho del espíritu que ha llevado al grupo a organizar esta vuelta a los escenarios. El disco resultante es fiel reflejo de lo que ha dado la banda en los directos de la gira.

Compartir

1 2

Otros Discos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies