portada del disco A los Que Hirió el Amor

Pedro Ample, recién rebautizado Pedro Ruy-Blas, llega y besa el santo. Milhaud le busca un tema que en Francia había supuesto un discreto éxito para un ya maduro Johnny Hallyday: “Ceux que l’amour a blessé”. La recreación supera al original de largo y logra una canción redonda. La voz grave y algo rota de Pedro envuelta por un órgano obsesivo, un bajo y una batería inmisericordes al estilo de Pop-Tops con el añadido de unos metales agudos y un recitado en el intermedio logra una atmósfera inhabitual para un cantante melódico. La canción ocupa las listas en los primeros meses del 71 e incluso llega al preciado número uno en el mes de enero. Pedro ha pasado de ser un semidesconocido suplente de Teddy Bautista a uno de los cantantes españoles con mayor futuro.

La cara B es más endeble, aunque también presenta un cierto barroquismo en los teclados del acompañamiento y en los sutiles platos de la batería. La línea melódica no guarda ninguna originalidad y desmerece un tanto la monumental cara A.

Compartir

1 2

Otros Discos

Add Comment Register



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *