portada del disco 77

Podríamos decir que el segundo disco de 7 Notas 7 Colores es más de lo mismo. Y lo mismo es, rimas calientes y canallas escritas por un MC que se las sabe todas (es Mucho Muchacho) y las filigranas de cajas, bombos y samples de un productor de hip hop que busca y encuentra ("cabalgo con Divo Dibosso", dice Mucho Mu). Pero "77" (La Madre-Superego, 1999) es mucho más. Da la impresión de que cualquiera que pase por el disco lo hace para subirlo de categoría. Y recordemos que Mucho Mu y Dive habían firmado un debut casi perfecto con "Hecho, Es Simple" (La Madre-Superego, 1997). En su segunda entrega no sólo afilan más sus instrumentos (Mucho Mu su labia, cada vez más chulesca, y Dive sus máquinas, cada vez más precisas) sino que incorporan sorpresas.

Porque el disco cuenta con un nuevo MC (Eddie La Sombra) y unas colaboraciones de altura. Eddie, aunque ejerce correctamente de partenaire del Muchacho, en realidad se resiente al tener a su lado a, en ese tiempo, uno de los mejores MC del país. El flow entrecortado de Eddie no es rival para las historias que cuenta Mucho sobre la calle y el cine. "Este es un trabajo para mis..." tiene a "The Big Lebowski" (Joel Coen, 1998), y a su fumeta protagonista -El Nota- como leitmotiv. No se puede decir lo mismo de Kamikaze y Supernafamacho (de El Club de los Poetas Violentos), que repiten con 7 Notas en "Lo peor junto", sintiéndose una vez más como en casa. De hecho, ya en la primera canción (de gran título: "Dejándonos caer"), Mucho le manda un saludito a su amigo: "Tu magnífico superhéroe. Me como a los cabrones como Kami las erres".

Pero las colaboraciones se suceden, lejos de ser excesivas. Algo que puede llamar la atención en un primer momento es la voz de Amparanoia en "Hacer dinero 'mas'", un tema que es pura delicia hip hop bien mezclado con salsa, aderezado con un piano de acento latino y un bajo sugerente. Amparanoia y el Muchacho juegan a hacer lo que mejor saben: él le dedica el tema al dinero rapeando sobre una hermosa melodía de la cantante catalana ("Eh Amparo, mira. Todo lo que me gusta es caro. Sólo tengo una bala, un disparo").

Asimismo, al igual que ya habían hecho El Club de los Poetas Violentos en "Grandes Planes" (Zona Bruta, 1998), las colaboraciones cruzan el charco. Por un lado, "NYC-BCN" y, como su propio nombre indica, llega hasta el corazón del hip hop underground neoyorquino con nada más y nada menos que Company Flow (con nada más y nada menos que El-P). También Mucho Mu inaugura su alianza con el productor de hip hop abstracto DJ Vadim. Vadim, al igual que DJ Shadow y DJ Krush, es un malabarista de los samples, pero aquí los orienta más al hip hop puro y duro que al sentimiento pop. Por último, "Alta fidelidad" tiene a Sólo los Solo con el hábil y suave Griffi en los platos (cuidadito, es de los mejores productores de hip hop nacional y el tipo no deja de demostrarlo) y Juan Solo (pues cómo no) que cuando uno lo escucha no puede dejar de decir "qué bueno es el cabrón".

Sí. "77" era el dream team del hip hop español. Perdón; déjenlo en hip hop a secas.

Compartir

Otros Discos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies