Warning: Parameter 1 to wp_default_scripts() expected to be a reference, value given in /home/lafonote/public_html/wp-includes/plugin.php on line 601
LaFonoteca, Disco: 3501
portada del disco 3501

"3501" (Discos Humeantes, 2010), el sencillo del perro, es un disco chiquitín. Y lo es porque tiene sólo tres canciones, que por otro lado es un número razonable si de lo que se trata es de un sencillo, como es el caso. Pero el problema es que Fabuloso Combo Espectro nos tiene acostumbrados a compactar en sus trabajos de corta duración una lista mayor de canciones. Cierto es que en algunos casos hagan uso, quizá tramposo, de ponerlos a 45 r.p.m. También resulta corto el empleo de la colaboración con el diseño de 3501, como ya hicieran en su debut, porque entonces nos dieron a paladear mucho más material gráfico, aunque sólo fueran en letras y diseño interior. En "3501" no podrás regodearte mas que con portada y contra, porque la carpeta al abrirse no contiene nada más. Una pena.

Pero aquí acaban las penurias o estrecheces para con el disco. Las tres canciones que nos entregan cumplen con creces las expectativas que cualquier trabajo de la banda puede suscitar en quienes logran superar la barrera que estridencias y desquicies pudiera generar.

"Cientos de alientos", la primera canción, aúna los juegos de más de una voz, un saxo con ganas de irritar y contundencias musicales, rayando la zona oscura esa que gustan de transitar. Que la cosa tiene su punto de surrealismo lo han creído ver también los de Roger Crunch, que montaron un videoclip de apoyo a la canción con una chirriante sucesión de momentos de cada uno de los integrantes de la banda.

Aunque dicen tener sus problemas con las letras de las canciones, hay algo de concesión a las mismas frente a la maraña musical en "Ritmos del pasado". Yo veo a momentos como "Es un buen momento para dar un golpe de estado, vuestras conciencias dejarán de reir y bailar ritmos del pasado", o a los futuros contenidos en un puño, a los verdaderos protagonistas de este alegato a combatir contra aparentes dictaduras estéticas.

El final es para "Mejor tú que yo", una especie de mezcla de remoloneos de guitarras sucias de frat-surf junto con desgarros del "London Calling" de los Clash. Cantada además por Sara, que contenta con su batería, se prodiga menos de lo que le piden sus compañeros en las cuestiones del micro principal. Grandísimos efluvios de misterio como telón para el disco.

Argumentos más que de sobra para rumiar una nueva gema envenenada del Combo.

Compartir

Otros Discos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies