validando
RSS Entradas del blog Últimas Entradas

No vino, estaba enferma o de vacaciones: Bossa Nova en el pop español

16 febrero 2012 por Javier Marzal

Tenía la idea de escribir este artículo sin saber lo que iba a contar exactamente. Pero el tiempo apremiaba para la entrega y no me ha quedado más remedio que ahondar en el tema. No he podido (ni he querido) escribir algo desde el punto académico, sino un artículo sobre cosas que he detectado en música que escucho y que admiro.

Es un poco extraño explicar por qué me interesa un género como la bossa nova (“nuevo ritmo”). Digamos que hace ya casi trece años que lo tengo metido en la piel. Empezó una tarde soleada, en el cuarto de un compañero de residencia, con las persianas medio bajadas, fumando y charlando. Y cuando oí a Maria Creuza cantar los clásicos de Jobim y Vinicius de Moraes, me pareció la música más bonita que había escuchado en mi vida. Y lo bueno de escribir sobre el pop español y la bossa nova, ha sido darme cuenta de que, evidentemente, no he sido el único que ha caído en la maravillosa cadencia de esta música, en realidad, hija bastarda del jazz y la samba.

Marisol fue, no sé si la primera, pero por lo menos sí la primera que recuerdo. En plena explosión de la bossa, “Rumbo a Río” (1963) de Fernando Palacios propone una fusión entre las canciones de Marisol y la bossa nova de entonces, con arreglos que imitaban a los que el usurpador Stan Getz estaba haciendo durante esa época junto a Jobim para Joao Gilberto. El resultado es, como era de esperar, más un producto de publicidad para la joven Marisol que una seria fusión con el género brasileño. La voz de Marisol, tan emotiva, distaba mucho de la de Astrud Gilberto, Nara Lo o Elis Regina. Y evidentemente “Bossa Nova junto a tí” era una canción que estaba lejos de ser un estándar de bossa, aunque sí un acercamiento a una música que, sin ser anglosajona, tuvo sus primeros ecos en España.

Por supuesto, la bossa se fue popularizando en España con actuaciones de Sergio Mendes, Toquinho entre otros, aunque ya en los 70, para un tiempo en el cual la música brasileña había evolucionado enormemente.

El otro ojito derecho de los españoles, pero no del franquismo precisamente, Ana Belén, también tuvo sus incursiones en la bossa nova con su disco “Ana en Rio” (Sony, 1992), en el cual hace una versión en castellano a dúo de “Noite dos mascarados” con el genial Chico Buarque, entre otras versiones. La producción de la época hace que esta incursión diste mucho de las cadencias tan hermosas de la bossa clásica.


Ana Belén es precisamente quien canta con Carlos Berlanga (el POP español) una versión calcada de “Aguas de Março” de Jobim. Es más, el ex-Pegamoides, se basa en “Wave” (A&M, 1967) del maestro Jobim para su portada de “Indicios” (Compadres, 1996).

Para entonces, un admirador de Berlanga, lleva a su terreno la bossa de la forma más interesante que he oído en España. Ibon Errazkin, que con Le Mans, llegan a titular un disco “Saudade” (Elefant, 1996) y en el que sí queda patente la influencia de esta música brasileña. La frialdad/dulzura en la forma de cantar de Teresa Iturrioz, los acordes y esos arreglos que parecen sacados de los que Jobim hacía a Joao Gilberto, o los que llevaban algunas de Buarque e incluso de Caetano Veloso. Una canción que me parece un mundo aparte en lo que a fusión entre bossa nova, jazz, pop y hasta toques de samba es “Canción de todo va mal”, la que abre “Aquí vivía yo” (Elefant, 1998). En ella, Errazkin crea un universo donde el Donosti Sound se sitúa a un punto equidistante entre San Sebastián y Río de Janeiro. Todas las canciones se nutren de los elementos más importantes de la bossa: la cadencia, la voz, los acordes, y la saudade. Tiñe la bossa nova con lluvia que cae en la playa de la Concha.

Como no podría ser de otra forma, también otro referente del Donosti Sound, la voz de Irantzu Valencia de La Buena Vida, está cerca de la de Astrud Gilberto o Nara Leao en lo que a carácter se refiere. Sin embargo, La Buena Vida está más enfocado al pop, y su inspiración en la bossa no pasa de los arreglos y la voz de su cantante.

Pequeños toques se ven en Fernando Alfaro, con Surfin’ Bichos en “Abrazo en un terremoto” y luego más adelante con Chucho en varias canciones (“Un agujero excéntrico”, “El ruido de la calle”…). Siempre para crear esa especie de dualidad entre una música luminosa como la bossa y letras más oscuras. Pero siempre utilizando esos “aires” (en ningún momento bossa pura) como un recurso más del pop.

Fuera de lo musical -depende de cómo se mire-, dos fanáticos de la bossa nova son Victoria Abril y Pedro Almodóvar. La primera publicó un disco “Putcheros do Brasil” (Sony, 2005) en el cual hace versiones de Gilberto, Jobim, Menescal, Mendes y… no lo hace nada mal! Eso sí, cantadas en portugués. Almodóvar, fan de Caetano Veloso, en “Hable con ella” (2002) mete con calzador al bahiano para que cante “Cucurrucucú Paloma”.

*Nota final:
Me he puesto a investigar más y sólo me salen versiones (horribles) de Sole Giménez de Presuntos Implicados, de “Aguas de março” de Jobim y “Eu sei que vou te amar” de Vinicius de Moraes. Así que mejor o vuelvo a los clásicos o me pongo a Le Mans.

7 comentarios “No vino, estaba enferma o de vacaciones: Bossa Nova en el pop español”

  1. Dris Alí dice:

    Paloma San Basilio también tiene alguna.

  2. BDF dice:

    Te recomiendo el disco de bossa de Alfonso Santisteban que sacó Subterfuge hace unos años. Recopila los ejercicios de estilo del compositor, muy recomendable. Se llama “Café Ipanema”

    También Deluxe hizo un acercamiento a la bossa en su segundo disco, con mención a Os Mutantes incluida. Eso sí, el uso del portugués en este tema da vergüenza ajena. No recuerdo el título, pero es la canción que cierra el disco.

    Ahora me haces dudar si “No vino, estaba enferma o de vacaciones” la cantaba Teresa o la cantante de la mayoría de canciones de Le Mans, Jone Gabarain, pero puede ser porque en Aquí vivía yo hay bastante batiburrillo de funciones instrumentales y vocales…

    ¡Ah! y, aun a riesgo de parecer un poco tocapelotas, diré que Saudade es un término más de Portugal que de Brasil, tiene más que ver con el fado que con la bossa.

    ¡Buen acercamiento!

  3. Javier Marzal dice:

    Hola, Borja!
    Lo de Alfonso Santiesteban lo recordé a posteriori, así como otros que pretendo meter en una segunda parte, a la que me estáis animando: Emilio José, Pescando Em Copacabana,…..
    Lo de Deluxe, me acuerdo. Es una que empieza diciendo algo de “quiere ser Caetano Veloso” en portugués. Esa canción, más que bossa es intento tropicalista, que es justo la oleada siguiente brasileña que era una reacción a la bossa nova, pues tenían elementos de samba, rock, y pop de la época.

    No sé quien de las dos cantaba, pero en cualquier caso, me parecen vocalistas “frías” y creo que la intención y cercanía a la bossa incluso de sus cantantes, me parecía algo de reseñar.
    El término es portugués, pero muchos de los autores de bossa nova, aluden al término en sus canciones, incluido Vinicius como poeta. “Se tiene detectado una percepción positiva de la saudade entre grupos de emigrantes brasileños, de hecho, es percibida con frecuencia como una parte sustancial de la identidad nacional del Brasil” (de la wikipedia, claro) Con un matiz diferente para los brasileños: http://www.youtube.com/watch?v=WPj1Vcx0Tvc
    http://www.youtube.com/watch?v=gzxVBXCP1jg

    Pero bueno, que me estáis animando a la segunda parte.

  4. opac_man dice:

    A ver, BDF: “Chega de Saudade”.

  5. opac_man dice:

    Otra cosa: no podemos meter todo lo brasileño en el cubo de la bossa-nova. La música de Os Mutantes, por ejemplo, tiene una relación prácticamente nula con la bossa. Tropicalismo, rock, psicodelia, sí, pero poca bossa. Usan si acaso elementos de la música tradicional brasileña.

    Igualmente, Chico Buarque es principalmente un sambista. Generalmente se le engloba dentro del grupo amplio de la musica popular brasileira (MPB), y aunque compuso una de las bossas más bonitas que existen (Samba de Orly), sus incursiones por este terreno son relativamente escasas.

    Ahí ha abundado casi más Caetano, que además ser un exquisito intérprete de bossa, tanto cantando como a la guitarra, utiliza un amplio repertorio bossa-novístico en discos y conciertos.

  6. BDF dice:

    Sé que Os Mutantes no son bossa, pero tienen algún acercamiento más que evidente, sin ir más lejos Baby es bossa. El problema de amplitud con el género llega con el desembarco en Norteamérica, que convirtieron la bossa en una rama del jazz para los snobs de NYC, ¿no? Hablo siempre de memoria y con intuiciones, no intento sentar cátedra (porque no puedo)

    Otro ejemplo español puede ser Tristeça de Nosoträsh…

  7. Javier Marzal dice:

    Me apunto lo de Nosotrash!

    “Baby” está compuesta (como muchas) por Veloso para Os Mutantes, pero es una canción de tres o cuatro acordes, tropicalismo, muy alejado de la bossa nova. Puede parecer, porque es más lenta, y en Os Mutantes la canta Rita Lee y con Veloso la canta Gal Costa (esta es la única que ha cantado algo de bossa). Yo la veo como una canción pop de la época (de hecho creo haber leido que la inspiración eran los Beatles).

    En realidad, la bossa era ya de principio una rama del jazz y quienes la fundan son músicos de Jazz o gente interesada en el jazz (desde Jobim, pianista de jazz hasta muchos de los productores implicados, o guitarristas como Baden Powell, etc). El que fue un usurpador, y que lo convirtió en elitista (aunque era música en su mayoría clase media en Brasil) fue Stan Getz, que le quitó la mujer a Joao Gilberto, y la hizo icono de la bossa en inglés desmerecidamente…..

    Voy a tener que hacer una segunda parte!

Haz un comentario

Si deseas escribir un comentario, haz login o regístrate